Por: Carlos Arguedas C. 13 junio, 2014

El piloto venezolano Alberto José Díaz resultó ileso ayer cuando la avioneta que comandaba tuvo fallas en el tren de aterrizaje al descender, a las 6:26 a. m., en el aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas.

Se trata de la segunda vez que esta avioneta, al mando de Díaz, presenta problemas en su tren de atrerrizaje. El 8 de agosto del 2013, se salió de la pista, también en el Tobías Bolaños.

Álvaro Vargas, director de Aviación Civil, indicó que que la aeronave había despegado de Pavas para dirigirse a Panamá. Sin embargo, cuando el piloto volaba sobre Cartago, reportó a la torre de control que tenía una alerta sobre una posible falla en el tren de aterrizaje.

La nave tenía daños en la nariz y en el ala izquierda. | AVIACIÓN CIVIL PARA LN
La nave tenía daños en la nariz y en el ala izquierda. | AVIACIÓN CIVIL PARA LN

Por eso, Díaz decidió regresar al Tobías Bolaños. Cuando se creyó que las condiciones eran seguras, se autorizó el descenso de la nave, que tiene matrícula estadounidense. No obstante, relató, en la maniobra, el tren del lado izquierdo se averió, por lo que la aeronave se clavó en la pista. En la inspección inicial, se determinó que el aparato presentaba daños considerables en la nariz y en el ala izquierda.

El accidente también produjo un derrame de combustible sobre un área de tres metros cuadrados, situación que fue controlada por el Cuerpo de Bomberos.

Vargas precisó que después de este incidente, se dieron a la tarea de inspeccionar la pista del aeropuerto para descartar daños.

Los aterrizajes y despegues se autorizaron otra vez a partir de las 8:10 a. m.