26 junio, 2014

Jorge Álvarez, de 53 años, entró al Hospital de Alajuela el martes en la noche. Ayer en la mañana fue dado de alta. | FRANCISCO BARRANTES
Jorge Álvarez, de 53 años, entró al Hospital de Alajuela el martes en la noche. Ayer en la mañana fue dado de alta. | FRANCISCO BARRANTES

Alajuela. Un vecino de barrio Los Ángeles, en Sabanilla de Alajuela, fue atrozmente atacado por un perro de raza american stafford que le dio 32 mordidas, la mayoría de estas en la cabeza.

La víctima, Jorge Álvarez Esquivel, de 53 años, sufrió esta agresión el martes en la tarde cuando caminaba por la vía pública y el animal se le abalanzó.

“Iba tranquilo cuando vi que el perro se me tiró encima. Traté de quitármelo de todas formas, pero no pude; el perro me mordía y me mordía. Pensé que iba a morir. En un momento en que el animal paró de morderme, alguien trató de quitármelo y, a cómo pude, me escapé. En eso, perdí el conocimiento. No supe más de mí hasta que llegué al hospital”, relató Álvarez.

En el centro médico, el hombre recibió 20 puntadas en la frente.

Dayana Álvarez, hija de la víctima, dijo que el perro pertenece a un familiar que es policía.

Añadió que en varias ocasiones le han pedido al pariente que por favor mantenga al can amarrado, pues no es la primera vez que arremete contra su papá.

Hacía un tiempo, lo había mordido en los brazos y parte del tórax. “Es un animal muy peligroso y nos preocupa porque también hay muchos niños cerca. Y si a mi padre le hizo todo ese daño, imagínese lo que le haría a un niño; lo mata”, expresó.

Luis Álvarez, hermano de la víctima, aseguró que van a tomar cartas en el asunto. Incluso, pretenden presentar una denuncia con el parte policial para que quede claro que este perro es un animal realmente peligroso.

“En repetidas ocasiones, lo hemos dicho. Temo por otros familiares y por los sobrinos”, manifestó.

El perro, de nombre Duke, supuestamente está cruzado con un ejemplar de raza pitbull y tiene aproximadamente tres años de edad.

Etiquetado como: