2 abril, 2015

San Carlos. Un peón falleció ayer luego de caer desde unos cinco metros de altura, tras desplomarse el techo de un vivero de palma en el que trabajaba.

El trabajador falleció a causa del fuerte golpe. | CARLOS HERNÁNDEZ.
El trabajador falleció a causa del fuerte golpe. | CARLOS HERNÁNDEZ.

El accidente ocurrió a eso de las 6 a. m. en el vivero Alamitos del Norte, ubicado en San Josecito de Cutris, San Carlos.

La víctima fue identificada como Porfirio Centeno Simeón, de 60 años, quien, de acuerdo con el informe preliminar de las autoridades, se subió a la estructura para pintarla.

Sin embargo, una vez arriba, una lámina de policarbonato cedió a su peso y se quebró, por lo que el hombre cayó con fuerza sobre un piso de cemento.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó que el sujeto sufrió un fuerte golpe en la cabeza que le ocasionó una lesión cerebral.

También presentaba fracturas de sus costillas.

La Cruz Roja llegó al lugar para darle atención, pero el afectado falleció en el lugar.

Los agentes judiciales hicieron el levantamiento del cuerpo a las 10 a. m., con el aval de la fiscala Karla Salas. Luego lo trasladaron a la Morgue para que se le practique la autopsia.

A trabajar. Centeno residía apenas a un kilómetro de su sitio de trabajo, en un cuarto alquilado.

Él era oriundo de Nicaragua, pero hace 24 años se vino a Costa Rica para laborar en el vivero de palma africana, según relató Abel Rodríguez, con quien compartía vivienda.

Rodríguez recordó que ayer su amigo se levantó a las 4 a. m. y dijo que quería aprovechar los días de Semana Santa para darle mantenimiento al techo.

Destacó que Centeno era una persona muy sana, de buenas costumbres, respetuoso y, sobre todo, muy trabajador.

Por el momento, ningún representante del vivero se ha referido al incidente.

Etiquetado como: