Por: Carlos Láscarez S. 11 agosto

Un joven y su acompañante resultaron ilesos la tarde de este viernes, luego de que chocaron contra una baranda de protección que atravesó el parabrisas del automóvil.

El accidente se registró a la 1:45 p. m. luego de que el conductor no logró tomar una curva en las cercanías del cementerio de Ciudad Neily, en Corredores de Puntarenas, confirmó la Cruz Roja local.

La baranda de metal pasó por en medio de los asientos del conductor y acompañante, para finalmente salir por el techo.
La baranda de metal pasó por en medio de los asientos del conductor y acompañante, para finalmente salir por el techo.

El automóvil accidentado es un Hyundai Grand I10, modelo 2016, el cual aparece registrado a nombre de una sociedad anónima.

Trascendió que otros cuatro carros viajaban en caravana desde San Carlos hasta Cuatro Bocas de Laurel de Corredores, con la intención de asistir a una ceremonia religiosa.

La Policía de Tránsito investiga la versión de que el conductor, de apellido Álvarez, de 26 años, se habría quedado dormido debido al cansancio, como lo indicó a los socorristas que atendieron la emergencia. Los nombres completos de esta persona y de su acompañante no trascendieron.

La baranda de metal pasó por medio de los dos asientos y salió por la parte trasera, lo que llamó la atención de los pobladores.

Los sobrevivientes fueron valorados por la Cruz Roja, la cual confirmó que no presentaban ningún golpe o lesión.