Agentes tratan de aclarar si hubo una sobredosis de medicamentos

Por: Carlos Láscarez S. 10 enero, 2015

Puerto Jiménez (Golfito). El OIJ investiga los pormenores de la muerte de una doctora de Medicina General, cuyo deceso ocurrió anteayer dentro de un autobús que efectuaba un recorrido entre Pérez Zeledón y Puerto Jiménez de Golfito.

El hecho se registró alrededor de las 4 p. m. a dos kilómetros de la clínica de Puerto Jiménez, donde laboraba la médica.

La fallecida fue identificada por las autoridades como Evelyn Patricia Gutiérrez Molina, de 33 años, quien viajaba en uno de los asientos centrales del autobús, propiedad de la compañía Transportes Blanco S. A.

La unidad era conducida por un hombre de apellido Araya, quien fue alertado por los pasajeros de que Gutiérrez lucía muy pálida y fría, por lo que condujo hasta el centro médico.

Al menos 15 personas viajaban en el autobús, a quienes les extrañó la condición de Gutiérrez, quien cargaba un bolso con sus pertenencias y una gabacha blanca.

La doctora Evelyn Gutiérrez laboraba desde hacía dos años y seis meses en la clínica de Puerto Jiménez, Golfito, donde, según compañeros, destacó por su atención y buen trato. | ALFONSO QUESADA
La doctora Evelyn Gutiérrez laboraba desde hacía dos años y seis meses en la clínica de Puerto Jiménez, Golfito, donde, según compañeros, destacó por su atención y buen trato. | ALFONSO QUESADA

Una vez frente a la clínica, Araya alertó al cuerpo médico, por lo que una compañera de Gutiérrez subió al autobús y, al tomarle el pulso, confirmó que ya no tenía signos vitales.

La médica estaba esta semana en el horario vespertino, dijo un trabajador del centro.

“Siempre se destacó por el buen trato con los pacientes. Era servicial y muy atenta”, manifestó una enfermera.

Supuesta depresión. Según compañeros de trabajo de la doctora, quienes preferieron no identificarse, esta padecía de depresiones desde hacía varios meses, al grado de que había asistido meses atrás a un centro de rehabilitación, cuya ubicación no fue posible conocer.

De hecho, entre las pertenencias de la doctora había morfina inyectable y pastillas de Diazepám ( fármaco utilizado para tratar los estados de ansiedad), manifestó una colega de la occisa.

Ante consulta de este medio, el OIJ informó de que de momento ahonda en las causas de la muerte, las cuales se conocerán hasta que se realice la autopsia.

Agrega que, en primera instancia, se indicó que podría tratarse de una sobredosis de medicamento, por algunos antecedentes que esta presentaba; sin embargo, no es una versión oficial.

Mientras laboraba en Puerto Jiménez, Gutiérrez vivía en el barrio Canalete, situado a cuatro kilómetros del centro de Jiménez.

Durante sus días libres, solía visitar a su familia en el barrio San Blas de Cartago. Además, era madre de una pequeña de 11 meses, según el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

De acuerdo con la página del Colegio de Médicos de Costa Rica, Gutiérrez estaba activa como médica general y portaba el carné número 8935. El levantamiento del cuerpo lo hicieron agentes del OIJ de Golfito a las 7 p. m., quienes trasladaron el cuerpo al Complejo de Ciencias Forenses.