Por: Carlos Láscarez S. 26 junio, 2014

Ayer, bajo una pertinaz lluvia, aterrizó el helicóptero. | HUMBERTO BALLESTERO
Ayer, bajo una pertinaz lluvia, aterrizó el helicóptero. | HUMBERTO BALLESTERO

El OIJ investigará las causas que mediaron en el deceso de una bebé de año y medio, quien murió ayer a las 4 a. m. en el Hospital Nacional de Niños (HNN). Hasta allí fue trasladada después de pasar 10 minutos flotando en una piscina.

Marisel Rodríguez, vocera del OIJ, aseguró que está previsto hacer una entrevista a los padres de la niña, con la intención de averiguar dónde estaban ellos.

“En el lugar, había otras personas, además de los papás. Es un caso que manejamos como una muerte accidental”, afirmó Rodríguez.

Orlando Urroz, director del Hospital de Niños, manifestó que la pequeña permanecía en condición muy crítica desde su ingreso.

“Desafortunadamente, la bebé murió en la madrugada. La niña vino en condiciones graves desde el punto de vista de falta de oxigenación cerebral y esto le afectó varios órganos”, explicó el galeno.

Urroz agregó que, con motivo de las vacaciones de medio año, el hospital lanzó desde el lunes pasado una campaña de prevención de accidentes; en esta piden a los padres de familia más vigilancia para sus hijos en los sitios de recreo.

El director del centro médico detalló que, en los últimos 10 años, se han atendido 89 casos similares y el 30% de estos menores ha fallecido. El de ayer fue el primero que se registra en el 2014.

Antes de que llegara al hospital, la bebé fue sometida a maniobras de resucitación por parte de socorristas de la Cruz Roja de Jacó, pues sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Para hacer más expedito su traslado al centro médico, el Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) envió un helicóptero hasta Caldera y, en ese punto, sobre la ruta 27, se llevó a cabo el transbordo desde la ambulancia a la aeronave.

La Policía Municipal y la de Tránsito, junto con oficiales de la Fuerza Pública y personal de la Cruz Roja, cerraron parte del paseo Colón, durante más de una hora, para que descendiera la aeronave MSP 008, al mando de los pilotos Roberto Arguedas y Luis Vargas.

En el Hospital de Niños aguardaban su llegada médicos de la Unidad de Trauma, quienes le practicaron diversos procedimientos para tratar de revertir la condición de la niña. La emergencia ocurrió a las 4:10 p. m., en un condominio en Jacó, distrito de Garabito.