7 noviembre, 2015

Un niño de cuatro años falleció este viernes en la clínica de Tobosi de El Guarco, en Cartago, a donde ingresó luego de ser hallado flotando en una fosa llena de agua, confirmó la Cruz Roja.

Agentes judiciales llegaron a la clínica de Tobosi. | JORGE CALDERÓN
Agentes judiciales llegaron a la clínica de Tobosi. | JORGE CALDERÓN

El hecho fue descubierto al mediodía por sus familiares, quienes lo buscaban desde las 8 a. m., cuando notaron su falta.

Al parecer, cerca del lugar hay una construcción donde trabaja el padre del menor y la familia vive en los alrededores.

El pequeño fue identificado como André Escalante López, de origen nicaragüense, indicó la Policía Judicial. Vestía la pijama con que había dormido.

Según el paramédico Mauricio Mendoza Richmond, de la Cruz Roja de Cartago, para el momento en que atendió al niño en una camilla, este ya no presentaba signos vitales.

“La alerta ingresó por medio del sistema 9-1-1. Indicaba que había un niño con problemas (...). No se pudo hacer nada por salvarle la vida”, expresó.

La familia estaba muy consternada y prefirió no dar declaraciones sobre lo sucedido.

El cuerpo fue levantado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago, quienes lo trasladaron a la Medicatura Forense.