A la pequeña la mantienen sedada y con ventilación asistida en el HNN

Por: Carlos Láscarez S. 18 marzo, 2015

La Palmera, San Carlos. Una niña de año y tres meses permanece grave en el Hospital Nacional de Niños (HNN) tras sufrir quemaduras anteayer cuando le cayó un sartén con aceite hirviendo en el que una hermana cocinaba unos bistecs.

En la casa de la pequeña víctima, Sammy Raquel, de año y tres meses, viven además sus otros siete hermanos. | EDGAR CHINCHILLA
En la casa de la pequeña víctima, Sammy Raquel, de año y tres meses, viven además sus otros siete hermanos. | EDGAR CHINCHILLA

El hecho ocurrió en la vivienda de la familia, ubicada en la comunidad de Santa Rosa de La Palmera, a unos 25 kilómetros al este de Ciudad Quesada.

Sammy Raquel es la menor de los ocho hijos de Yolanda Canales Murillo, de 33 años, quien quien es jefa de hogar.

La hermana, quien tiene 14 años, relató que ella estaba cocinando cuando, de repente, la pequeña jaló la manguera del cilindro de gas, que está pegada a la plantilla, provocando que la frágil cocina de dos quemadores se le viniera encima.

“En el disco izquierdo estaba haciendo varios bistecs y ella (la víctima) me salió por detrás. Lo primero que hice fue apagar la cocina para que la llama no se extendiera. También me quemé un poco”, manifestó la joven.

La adolescente contó que están muy dolidos, ya que Sammy Raquel es la alegría de la casa.

“No es traviesa; lo que pasa es que está aprendiendo a caminar. Casi no hemos dormido por pensar en su estado”, agregó.

Después de lo sucedido, la menor fue trasladada al Hospital de San Carlos pero, tras ver su estado, los médicos de ese centro decidieron remitirla de emergencia al Hospital Nacional de Niños para que fuera atendida por los especialistas en ese tipo de casos.

Zoila Murillo Sequeira, de 64 años y abuela de la menor, mostraba ayer la plantilla de gas y el viejo sartén que produjeron la emergencia en la casa de su hija, ubicada en Santa Rosa de La Palmera. | EDGAR CHINCHILLA
Zoila Murillo Sequeira, de 64 años y abuela de la menor, mostraba ayer la plantilla de gas y el viejo sartén que produjeron la emergencia en la casa de su hija, ubicada en Santa Rosa de La Palmera. | EDGAR CHINCHILLA

Los familiares recordaron que la pequeña se quejaba y lloraba mucho cuando fue atendida por los socorristas de la zona.

Sin visitas. Zoila Murillo Sequeira, abuela de la niña, manifestó ayer que su hija no ha podido ver a Sammy debido a la condición tan frágil en que se encuentra.

“Me cuenta mi hija que a la niña la tienen sedada y con morfina, además de que no ha podido verla. Estamos muy angustiados por la situación”, dijo Murillo.

La directora del HNN, Olga Arguedas, manifestó, vía telefónica, a La Nación que la pequeña sufrió quemaduras en el rostro, cuero cabelludo, un brazo y en uno de sus muslos.

“Ella está muy delicada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Permanece sedada y con ventilación mecánica. La idea es pasarla a Sala hoy, ya que su condición no era estable para hacerlo ayer”, detalló Arguedas.

Etiquetado como: