Socorristas y médicos del Hospital de Niños la sacaron de paro cardiorespitario

Por: Hugo Solano 25 mayo, 2014

Una niña de 10 meses de edad se encuentra entre la vida y la muerte en el Hospital Nacional de Niños, luego de caer a un balde con aguas jabonosas en León XIII, Tibás.

De acuerdo con el oficial de guardia de la Cruz Roja de León XIII, la pequeña fue llevada por una mujer a eso de las 2:30 p. m. a esa sede. Quien la llevó afirmó desconocer cuánto tiempo estuvo la menor sumergida.

Fonseca dijo que la niña llegó en un carro particular al puesto y presentaba cianosis (coloración azulada de la piel por trastornos circulatorios).

De inmediato se le prestó la atención del caso y se le trasladó de urgencia en ambulancia al Hospital de Niños, donde ingresó casi sin signos vitales minutos después.

En el Hospital de Niños hacen todos los esfuerzos para lograr que la menor salga de la crisis, pero el pronóstico es muy reservado.
En el Hospital de Niños hacen todos los esfuerzos para lograr que la menor salga de la crisis, pero el pronóstico es muy reservado.

El subdirector del Hospital Nacional de Niños, Orlando Urroz, manifestó a las 4:10 p. m. que se trata de una menor de diez meses que llegó sin pulso al centro médico, y aunque se le pudo sacar del paro cardiorespiratorio, está muy grave.

"Está entubada y su pronóstico es muy reservado. No sabemos el tiempo de lesión neurológica que pudo haber tenido, ni las consecuencias que podría tener si sobrevive", acotó.

Hizo un llamado a los padres de familia para no descuidar a los niños, principalmente a los menores de cinco años.