Médico dice que fue un verdadero milagro y que la menor no tiene secuelas neurológicas

Por: Hugo Solano 4 junio, 2014

El subdirector del Hospital Nacional de Niños, Orlando Urroz, calificó como "un verdadero milagro" el hecho de que una niña de año y un mes que el domingo 25 de mayo entró a ese centro médico con paro cardio-respiratorio y cianosis, esté recuperada y sin mayores secuelas.

"Es una bendición pensar que estuvo gravísima y hace pocos minutos la alcé y le di besitos", afirmó el galeno, quien informó que se encuentra fuera de peligro en una cama de Medicina 5.

La menor fue llevada el domingo 25 de mayo a la Cruz Roja de León XIII y, gracias a la rápida acción de los socorristas y médicos, sobrevino lo que en el Hospital de Niños consideran un milagro.
La menor fue llevada el domingo 25 de mayo a la Cruz Roja de León XIII y, gracias a la rápida acción de los socorristas y médicos, sobrevino lo que en el Hospital de Niños consideran un milagro.

Afirmó que todavía está en control pero ya se alimenta y reacciona bien a los estímulos. "Llegó casi ahogada; yo la vi casi muerta. Se le aplicaron los mecanismos de resucitación y las atenciones posteriores y es admirable que neurológicamente está casi al 100%".

Destacó que la rápida reacción de los socorristas y los médicos fue determinante. Al principio trascendió que era de 10 meses, pero luego se confirmó que tiene año y un mes.

Agregó que la mamá está con ella en el centro médico y que una vez que los trabajadores sociales del hospital visiten la casa de la niña, en León XIII de Tibás, se le daría la salida.