Tenía quemaduras en el 80% del cuerpo

 22 junio, 2014

Un menor de un año y seis meses permanece grave tras quemarse con una olla de frijoles hirviendo, este sábado en la noche en La Legua de Pital de San Carlos.

Luis Sequeira, cruzrojista de Pital, explicó que el niño presentaba quemaduras de primero y segundo grado en un 80% del cuerpo.

En el Hospital de Niños hacen todos los esfuerzos para lograr que la menor salga de la crisis, pero el pronóstico es muy reservado.
En el Hospital de Niños hacen todos los esfuerzos para lograr que la menor salga de la crisis, pero el pronóstico es muy reservado.

"Su condición era delicada. Lo trasladamos a la clínica de Pital, luego al hospital San Carlos. Allí los médicos valoraban su traslado al Hospital Nacional de Niños", dijo.

El socorrista agregó que la madre del niño, de apellidos Meza Cisneros, también tuvo que ser atendida con quemaduras en su brazo derecho.

Según narró Meza a las autoridades, ella llegó a la casa tras la jornada laboral y puso a cocinar los frijoles en un fogón. En un pequeño descuido, la madre no observó al niño y, al llegar a fogón, vio al menor a punto de jalar la olla.

La madre se lanzó a tratar de coger la olla, pero ya era tarde: los frijoles hirviendo cayeron sobre el cuerpo del niño y el brazo de la madre.

Etiquetado como: