Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 19 agosto, 2014

Las autoridades judiciales dejaron libre ayer al conductor de apellido Guzmán, de 35 años, sospechoso de causar la muerte de su novia y de dos amigos en un choque ocurrido la madrugada del domingo sobre el puente del río Virilla, en Heredia.

La oficina de prensa del Poder Judicial confirmó que el Juzgado de Turno Extraordinario de Heredia liberó al sujeto con otras medidas cautelares, mas no detalló cuáles fueron.

De acuerdo con la Policía, a Guzmán se le atribuyen tres delitos de homicidio culposo, los cuales tienen penas de entre seis meses y ocho años de prisión.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) lo detuvo después de la colisión pues la prueba de alcoholemia resultó positiva con una concentración de alcohol en aire de 0,70 miligramos por litro.

El choque fue sobre el puente del río Virilla, camino a Heredia. | ADRIÁN SOTO
El choque fue sobre el puente del río Virilla, camino a Heredia. | ADRIÁN SOTO

Con base en ese reporte, aparentemente Guzmán conducía a alta velocidad un carro de la marca Honda Civic (verde), invadió el carril opuesto y se topó de frente con un auto Suzuki Grand Vitara. Este último trató de esquivarlo, por lo que el impacto fue de costado.

Con Guzmán viajaban su compañera, Karol Solano Salas, de 21 años, y los amigos Kevin Andrés Britton Rivera y Jorge Bernal Calvo Acosta, ambos de 23 años.

Los tres pasajeros fallecieron en el sitio, mientras que los tres ocupantes del otro vehículo resultaron ilesos.

Peligro. Algunos testigos del suceso dijeron que, al parecer, Guzmán participaba en piques. La Policía investiga si esas fueron las circunstancias en que se dio el accidente.

El OIJ también indicó que la joven fallecida no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Las autoridades judiciales y la Policía de Tránsito recordaron a los choferes el peligro de conducir bajo los efectos del licor.

Etiquetado como: