Por: Carlos Arguedas C. 26 febrero
La Policía realizó inspección en el bus en Cinchona. | FRANCISCO CORDERO
La Policía realizó inspección en el bus en Cinchona. | FRANCISCO CORDERO

El autobús accidentado en Cariblanco de Alajuela tenía dos pólizas; la obligatoria y una adicional cuyo monto económico no es público.

Hasta el momento, las víctimas únicamente han tenido derecho al seguro obligatorio que es manejado por el Instituto Nacional de Seguros (INS), el cual otorgó ¢6 millones a cada uno de los perjudicados y un adicional hasta ¢12 millones, cuando el afectado requirió más atención médica.

Solo una mujer de las víctimas alcanzó el monto máximo y, por tanto, se trasladó su caso a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La abogada Gaudy Mora Retana, representante legal del dueño del bus Nieves Corrales Pérez, explicó que el seguro adicional no se ha podido utilizar porque el INS les puso como condición que el dueño del bus asumiera la responsabilidad del accidente.

“No puedo decirle a don Nieves de que acepte la responsabilidad. Jamás (...); él fue diligente en lo que a su responsabilidad le correspondía, que era que el vehículo estuviera bien por ser el dueño registral y por ser al que buscan para hacer este tipo de viajes”, indicó.

La abogada dijo que no han estado cerrados a conversar con los afectados. “Cualquier persona puede acercarse y hablar conmigo”, concluyó.