12 junio, 2015

Caldera. Un adelantamiento indebido figura como la principal causa por la que un chofer perdió, ayer jueves, el control de una moto y murió atropellado por un vehículo Hyundai Tucson, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

La Policía custodió el cuerpo del motociclista. | ANDRÉS GARITA
La Policía custodió el cuerpo del motociclista. | ANDRÉS GARITA

El accidente ocurrió a las 7:40 a. m., 400 metros al oeste de la entrada al barrio Salinas en Caldera, Puntarenas.

El fallecido fue identificado por la Policía Judicial como José Gabriel Noguera Soto, de 24 años, quien se dirigía hacia Orotina, ya que laboraba como acomodador de productos en la compañía Mercorica.

Noguera habitaba en el barrio Chahuite, en El Roble de Puntarenas, dijeron familiares que se presentaron al sitio.

El OIJ indicó que Noguera intentó adelantar a un camión, pero, al no lograrlo, quiso devolverse y derrapó; esto hizo que cayera en el carril contrario.

El carro involucrado fue un Hyundai Tucson, conducido por una mujer de apellido Arguedas, cuya alcoholemia resultó negativa.

“Viajaba en sentido hacia Puntarenas cuando, de pronto, vi al muchacho querer rebasar a un camión. Luego se cayó y se incrustó en mi carril, no pude quitármelo”, narró la conductora a Carlos Arrieta, oficial de Tránsito a cargo del caso.

Luego del hecho, se reportaron largas filas en ambos sentidos de la ruta 27. El levantamiento del cuerpo lo realizaron las autoridades a las 11 a. m.