Por: Carlos Láscarez S., Hugo Solano 27 marzo

Un hombre de unos 30 años, cuya identidad no trascendió, falleció arrollado la noche de este lunes por una vagoneta, que al parecer tuvo un desperfecto en los frenos.

El accidente ocurrió a las 6:15 p. m. frente a la recién instalada parada de buses, a unos metros de la entrada de Emergencias del Hospital de Guápiles, confirmó la Central de Comunicaciones de la Cruz Roja.

La vagoneta Mack, quedó incrustada en una pared, cerca del Hospital de Guápiles.
La vagoneta Mack, quedó incrustada en una pared, cerca del Hospital de Guápiles.

En apariencia, el vehículo pesado se quedó sin frenos desde las cercanías del estadio Ebal Rodríguez y avanzó así hasta el centro médico.

El cuerpo de la víctima, de unos 30 años, quedó tirado en la entrada a emergencias. En el lugar habían otras personas que se salvaron de milagro.
El cuerpo de la víctima, de unos 30 años, quedó tirado en la entrada a emergencias. En el lugar habían otras personas que se salvaron de milagro.

A su paso, el conductor de la vagoneta también golpeó varios vehículos, algunos estacionados y otros en movimiento.

Testigos que solicitaron no revelar su identidad, manifestaron que el chofer de la vagoneta tocó la pitoreta varias veces, durante el recorrido de casi 400 metros.

Entre los carros afectados destacan dos Toyota Corolla, uno de ellos propiedad de una maestra, quien impartía lecciones en un colegio nocturno. También el de un vendedor de lotería, el cual fue alertado por una hija.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles se presentaron al sitio para iniciar con las pesquisas y efectuar el levantamiento del cuerpo.

Etiquetado como: