Familia de Cartago necesita $70.000 para pagar gastos por los seis días que estuvo hospitalizada

Por: Manuel Avendaño A. 28 febrero, 2016
Juan Carlos Solano, esposo de Bárbara Calderón, contó que ella estuvo seis días en coma en un hospital en California, antes de morir.
Juan Carlos Solano, esposo de Bárbara Calderón, contó que ella estuvo seis días en coma en un hospital en California, antes de morir.

San José

Ari Rosales, hermana de la costarricense que falleció mientras vacacionaba en California, puso su casa como respaldo económico mientras consiguen los $70.000 que necesitan para pagar los gastos médicos de Bárbara Calderón Sterloff.

Juan Carlos Solano, esposo de Bárbara, contó a La Nación que Ari Rosales decidió poner su casa a responder ante el hospital mientras consiguen el dinero que necesitan para pagar los gastos por los seis días que estuvo hospitalizada su esposa antes de morir en suelo estaounidense.

La hermana de Bárbara Calderón reside en San Francisco California. "Ella y su hijo, fueron los que tuvieron la idea de llevar el caso de mi esposa a la página web www.gofundme.com para que nos ayudaran mediante donaciones", contó Solano.

Al medio día de este domingo, la familia de Bárbara ya había recibido $25.160 por medio de ayudas en el portal web.

Bárbara Calderón murió por una insuficiencia cardíaca el pasado 26 de enero en el Good Samaritan Hospital en Los Ángeles, California.

La costarricense estaba de vacaciones con sus dos hijos de 8 y 13 años. Sufrió el ataque cardíaco mientras viaja con ellos a Universal Studios.

"Se levantaron temprano el jueves 21 de enero, se alistaron y se fueron en carro para Universal Studios. Bárbara viajaba a la par de nuestro hijo menor de 8 años. Ella se quejó de un fuerte dolor en el pecho, en ese momento ocurrió el inicidente", relató Juan Carlos Solano.

"Estaban atascados en el tráfico de Los Ángeles, ella tuvo un ataque, llamaron al 9-1-1. Los paramédicos lograron estabilizarla y llevarla al hospital más cercano que estaba como a cinco minutos", continuó el esposo de Bárbara.

El dictamen médico reveló que ésta vecina de Cartago, de 41 años, tenía un problema cardíaco congénito que nunca le había dado problemas, y que incluso, desconocía.

infografiaBárbara Calderón, era publicista de profesión, pero se dedicaba a hacer repostería dulce para fiestas con su empresa Sugar Lady. (Fotografía: www.gofundme.com).
Juan Carlos contó que en el Good Samaritan Hospital —donde atendieron a Bárbara— la pusieron en estado de hipotermia y le provocaron un coma inducido, para preservar su cerebro y esperar que respondiera favorablemente en los siguientes días.

Estuvo en coma y conectada a varias máquinas del 21 de enero al 26 de enero.

El esposo de Bárbara contó que el 26 de enero, los médicos decidieron quitarle algunas máquinas y esperar que ella reaccionara por sí sola.

Según Solano, en lugar de mostrar mejorías fue empeorando cada vez más, la máquina de respiración tenía que trabajar más.

Al ver su condición, Juan Carlos decidió que la desconectaran.

Bárbara viajó a California sin seguro médico. El hospital le informó a ésta familia de Cartago que tenían que pagar los gastos médicos de los seis días que estuvo la costarricense en el centro hospitalario.

"La factura rondaba los $300.000, pero como mostramos buena fe y voluntad de pagar la deuda, pudimos negociar con el hospital y dejaron los gastos médicos en $70.000", precisó Solano.

Bárbara Calderón era madre de familia, publicista de profesión, dueña de la empresa pastelera Sugar Lady. "Hacía queques, cup cakes y todos los dulces para fiestas y eventos. Aprovechaba sus conocimientos como publicista para hacer diseños únicos", concluyó Solano.

Para donaciones usted puede visitar la página www.gofundme.com.