Delincuentes trataron de escapar a pie, pero fueron detenidos luego de colisionar contra dos vehículos

 21 julio, 2015
Dos de los delincuentes cayeron cuando intentaron ocultarse en un taller mecánico, el tercero fue detenido en las cercanías.
Dos de los delincuentes cayeron cuando intentaron ocultarse en un taller mecánico, el tercero fue detenido en las cercanías.

Oficiales de la Fuerza Pública de Guápiles detuvieron a las 5:40 p. m. de este martes a tres hombres que al parecer media hora antes robaron un carro por el método del bajonazo.

La captura se realizó dentro de un taller mecánico en la zona denominada La Urba, en Guápiles, cuando los sujetos intentaban escapar de las autoridades.

Los informes preliminares de la Policía indican que pasadas las 5 p. m. los sospechosos robaron en Sarapiquí el carro, marca Mitsubishi Lancer.

Cuando la Policía de Guápiles observó el vehículo en la ruta San José - Limón (32) intentó detenerlo, fue ahí cuando los delincuentes enprendieron la huida por el centro de Guápiles chocando contra un Nissan Sentra y una radiopatrulla marca Toyota Hilux.

A los 50 metros adelante, los sujetos lanzaron una pistola y un cargador en la acera, los cuales fueron ubicados y custodiados por la Policía.

Cuando los tres sujetos intentaron llegar de nuevo a la ruta 32, se toparon con otra radiopatrulla y decidieron bajarse del carro y huir a pie. Dos trataron de ingresar a un taller mecánico donde los oficiales que venían detras los detuvieron.

El tercer sujeto fue detenido a pocos metros del taller, en una propiedad privada.

La Policía buscó detrás del estadio Ebal Rodríguez un supuesto paquete que según testigos los sujetos habrían lanzado en la huida, pero no lo hallaron.

A las 9 p. m. el oficial de guardia de la Fuerza Pública en Pococí no tenía los apellidos de los detenidos, debido a que los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles todavía tenían el caso en investigación.

El año pasado el robo de carros disminuyó en más de 1.000 casos con respecto al 2013. Nuevas tecnologías y el hecho de que las autoridades desarticularon varias bandas de robacarros, repercutieron en la baja.