Lesiones en el sistema nervioso central eran incompatibles con la vida

Por: Hugo Solano 9 diciembre, 2016
Los esfuerzos de pilotos del Serivicio de Vigilancia Aérea, socorristas y médicos por salvar a una niña accidentada no fructificaron y la menor falleció.
Los esfuerzos de pilotos del Serivicio de Vigilancia Aérea, socorristas y médicos por salvar a una niña accidentada no fructificaron y la menor falleció.

Una menor de apellido García, de año y dos meses, falleció anoche en el Hospital Nacional de Niños, pese a los esfuerzos de los médicos, enfermeras, cruzrojistas y los pilotos del Servicio de Vigilancia Aérea, que la trasladaron grave este jueves desde La Cruz, en Guanacaste.

La directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas confirmó el deceso este viernes y explicó que las lesiones en la cabeza que afectaron el sistema nervioso central de la niña eran incompatibles con la vida.

El jueves en la madrugada, la niña viajaba –junto a seis personas más– en un vehículo Toyota blanco de doble tracción que se salió de la vía y chocó contra un árbol a las 4:40 a. m. a unos 12 kilómetros de Santa Cecilia, en La Cruz. En el siniestro, varios de los ocupantes resultaron heridos de gravedad, mientras que la niña salió expulsada del carro producto del golpe.

En el automotor viajaban Jason García y Anielka Pichardo, padres de la niña y vecinos de Cuajiniquil, La Cruz, quienes también resultaron heridos y fueron internados en el Hospital Enrique Baltodano, de Liberia.

La menor fallecida viajó por más de cinco horas en ambulancias, avioneta y helicóptero y arribó después de las 10 a. m. al Hospital de Niños.

Primero la atendieron en el Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) del cantón de La Cruz, fronterizo con Nicaragua y luego pasó al hospital de Liberia, de donde la remitieron por vía aérea al Hospital de Niños.