Según tío, víctima tenía la hamaca enrollada en el cuello y no se movía

Por: Carlos Láscarez S. 12 marzo, 2014

Un lazo negro, colocado en el portón principal de la escuela, recibió a los estudiantes en señal de dolor por lo acontecido. | ALFONSO QUESADA
Un lazo negro, colocado en el portón principal de la escuela, recibió a los estudiantes en señal de dolor por lo acontecido. | ALFONSO QUESADA

Buenos Aires. Un escolar, de 11 años, falleció anteayer ahorcado por una hamaca de cabuya, mientras jugaba con un sobrino, de 10 años, confirmaron familiares.

La tragedia ocurrió alrededor de las 5:30 p. m., en una vivienda ubicada en Boruca de Buenos Aires de Puntarenas.

El menor y el sobrino salieron de una escuela de Boruca, a las 4 p. m., hacia sus casas, en donde se cambiaron y empezaron a jugar, manifestó ayer la madre del sobrino del estudiante muerto.

Ulises Lázaro, tío del menor fallecido, manifestó que se topó con la fatalidad, cuando llegó hasta la residencia de su hermana, y notó al sobrino del fallecido muy nervioso.

“Lo vi bocabajo y con parte de la hamaca enrollada en el cuello, por lo que le dije que no jugara de esa manera. Al notar que no me contestaba y ni se movía, lo toqué y lo sentí bastante frío”, aseguró aún con asombro.

Luego pidió ayuda a otro familiar, quien le efectuó maniobras al menor. Cuando llegó la Cruz Roja, no había mucho qué hacer por el escolar, quien había fallecido.

El tío agregó que los dos niños solían llevarse muy bien y que no entiende cómo un simple juego se convirtió en una tragedia.

En la escuela, sus compañeros llevaron lazos negros en la camisa por solidaridad.

Etiquetado como: