Dos de las mujeres recibieron atención médica; todas están bien

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez, Diego Castillo, Gerardo Ruiz R. 19 diciembre, 2015
El accidente ocurrió la noche del jueves, a eso de las 7:30 p. m., en Curridabat, 150 metros al este de la gasolinera La Galera, en la carretera hacia Tres Ríos. | RAFAEL MURILLO.
El accidente ocurrió la noche del jueves, a eso de las 7:30 p. m., en Curridabat, 150 metros al este de la gasolinera La Galera, en la carretera hacia Tres Ríos. | RAFAEL MURILLO.

El mandatario Luis Guillermo Solís responsabilizó al chofer del otro auto del choque en que tres de sus hijas resultaron con golpes leves este jueves en la noche, en Curridabat.

“Fue porque un muchacho se brincó un alto y les dio de frente”, explicó este viernes en la noche el presidente de la República, luego de una conferencia de prensa en la Cancillería.

Sobre el estado de salud de sus hijas, Solís detalló: “Nada más (fue) un gran susto, (están) magulladas, pero estables”.

Las afectadas por el percance fueron Mónica Solís Worsfold, de 30 años; Cristina Solís Worsfold, de 29, e Inés Solís Peñas, de nueve, quienes viajaban en un vehículo Daihatsu Terios, propiedad de la mayor de ellas.

Según el mandatario, Cristina e Inés fueron quienes tuvieron los principales golpes.

“Fueron valoradas por los médicos en el Hospital de Niños y en el Hospital San Juan de Dios. Fueron dadas de alta y ya están en la casa”, insistió Solís.

En el otro carro iban dos jóvenes, quienes resultaron ilesos.

Hermetismo. Durante el día, ni la Presidencia ni la Dirección de la Policía de Tránsito brindaron datos sobre la dinámica de la colisión, ocurrida alrededor de las 7:30 p. m., en Curridabat, 150 metros al este de la gasolinera La Galera, carretera hacia Tres Ríos.

El director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, declinó dar información. Argumentó que era un asunto privado.

Lo anterior, pese a que en los diferentes accidentes , la Policía correspondiente brinda un informe preliminar.

La jefa de prensa de Casa Presidencial, Stephanie González, solo indicó que las tres hijas se encuentraban “bien” y que las mayores habían sido atendidas en el Hospital San Juan de Dios y la menor, en el Hospital de Niños.

La oficina de prensa del San Juan de Dios indicó que Cristina ingresó a las 8:36 p. m. del jueves y salió a las 11 p. m. No se tenía registro de la otra adulta. El Hospital de Niños informó de que la niña entró a las 8:30 p. m. del jueves, se mantuvo en observación y salió a las 7:30 a. m. de este viernes.

“Ella se quejaba de un dolor en el cuello y en la extremidad inferior izquierda. Después de hacer exámenes exhaustivos de laboratorio y radiografías, se comprobó que estaba estable y no tenía ninguno de sus órganos comprometidos”, dijo el médico Carlos Jiménez, jefe de Emergencias del centro médico infantil.