Accidente no dejó personas heridas

Por: Eillyn Jiménez B. 4 mayo

Un portón destrozado, una columna de cemento tumbada sobre uno de los dos vehículos que resultaron dañados, así como la pared y varias ventanas quebradas, mostraban la magnitud del accidente en el que un cisterna se introdujo en una vivienda luego de intentar esquivar a otro carro.

El percance ocurrió la mañana de este jueves en la Lima de San Nicolás, en Cartago, cuando el conductor del camión pesado se dirigía a Juan Viñas de Jiménez para cargar aceite quemado, material que suele transportar como parte de su trabajo.

El estruendo despertó a Óscar Salas, dueño de la casa más afectada en el incidente; a su esposa María Eugenia Lobo, y a Philip Murillo, quien se hospeda con ellos de lunes a viernes.

"Comenzaron a caer los vidrios de las ventanas, me levanté e intenté salir pero la puerta principal estaba atorada por el golpe, por lo que salí por el pasillo y me encontré con este desastre, luego de que el camión cisterna se metiera en la casa", explicó Salas.

Los dos automóviles que estaban en el garaje de la casa amortiguaron el golpe y evitaron una tragedia mayor, pues aunque Salas y Lobo dormían en el cuarto que está al fondo del inmueble, Murillo lo hacía en la habitación más cercana a la calle.

"El ruido fue muy fuerte. Escuché gritos y luego vi los escombros. Si los carros no hubiesen estado ahí, probablemente el camión ingresa en mi cuarto", mencionó Murillo, de 22 años.

Durante la tarde de este jueves, Salas y Murillo recibían ayuda de vecinos y familiares para intentar restablecer la electricidad, al tiempo que esperaban la grúa que se llevaría los vehículos para su reparación.

El accidente no dejó personas heridas, aunque las autoridades reportaron que atendieron a una persona en la zona por una crisis de nervios. "A mi esposa se le subió la presión, pero ya se encuentra bien", explicó Salas.

En la casa de al lado también hubo daños en un portón, el cual quedó tumbado a un costado de la estructura.

Sin carga

Wilman Miranda, conductor del cisterna, manifestó que el accidente se produjo luego de que un carro se le cruzara de repente en su carril.

"Salí de Naranjo sin carga, me dirigía a Juan Viñas a traer aceite. Cuando venía por la Lima un vehículo se me metió y para esquivarlo y no golpearlo hice una maniobra que provocó que el camión se incrustara en la vivienda", explicó algo nervioso, pero sin heridas.

Luego del percance, un representante de la empresa dueña del cisterna llegó al sitio para inspeccionar la situación. Según Salas, propietario de la vivienda más afectada, la firma asumirá los gastos de la reparación por medio de la póliza del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Sustos frecuentes

Los vecinos de la Lima manifestaron que los sustos en la zona son frecuentes, en especial los fines de semana cuando los vehículos transitan a altas velocidades.

"Es frecuente, regularmente hay piques por las noches", dijo Aracelly Algaba, quien vive en la casa que se quedó sin parte del portón por el accidente.