Árbol al borde de un precipicio impidió que el carro cayera al abismo

 7 noviembre, 2014
El carro quedó al borde de un guindo, a un lado de la Interamericana, en Golfito.
El carro quedó al borde de un guindo, a un lado de la Interamericana, en Golfito.

Un árbol de guachipelín fue providencial para detener un Toyota Echo que, al salirse de la vía, recorrió unos 50 metros dando vueltas con dos mujeres a bordo. El carro se iba a precipitar a un guindo de unos 75 metros de profundidad en Golfito.

El accidente se produjo a las 8:30 a. m. de este viernes en la carretera Interamericana sur, a la altura del kilómetro 33 en Río Claro. El carro quedó al borde del precipicio.

Una mujer de apellidos Rodríguez Cubero, de 22 años, era la conductora del Toyota. La acompañaba su madre, de apellidos Cubero Parra, de 43 años, y se dirigían hacia Golfito.

Las dos mujeres presentaban varias heridas y golpes de consideración.

Pese a lo aparatoso del accidente, las mujeres fueron trasladadas en condición estable al Hospital de Golfito.

El accidente se registró en una curva. Se investiga si el exceso de velocidad influyó en el vuelco.