Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 18 febrero, 2014
Tras el accidente, la vía estuvo cerrada unas tres horas. | ALONSO TENORIO
Tras el accidente, la vía estuvo cerrada unas tres horas. | ALONSO TENORIO

Dos personas murieron este lunes cuando un vehículo liviano chocó con un tráiler y luego con un autobús, aparentemente, tras un adelantamiento indebido.

El accidente ocurrió a eso de las 11:30 a. m. en la ruta 32, vía que comunica San José con Limón, a unos 800 metros del río Sucio.

Los fallecidos fueron identificados como Christian Méndez Bravo, de 34 años, y Andrea Pérez Aguilera, de 33. Ellos viajaban hacia Guápiles en un automóvil de la marca Hyundai Accent.

Víctor Cordero, oficial de la Policía de Tránsito, quien atendió el suceso, explicó que, según los testigos, el conductor del automóvil viajaba con exceso de velocidad.

Aparentemente, en cierto momento, el chofer del carro trató de hacer un adelantamiento.

“Lo que (los testigos) nos han dicho es que el vehículo hizo un adelantamiento donde había doble raya amarilla. Al parecer, pegó con el tráiler y luego con el bus”, comentó Cordero.

La unidad de transporte público de la ruta Guápiles-San José iba en el sentido contrario al automóvil.

El impacto destruyó el auto por completo y dejó los cuerpos atrapados. Los bomberos tardaron alrededor de tres horas en completar la extracción de los cadáveres.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ realizaron el levantamiento de los cuerpos y los trasladaron a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Flores, Heredia.

Según las autoridades,la mujer fallecida era vecina de Siquirres y tenía tres hijos.

El chofer del bus, de apellido Mora, y un pasajero fueron llevados al Hospital de Guápiles.

Etiquetado como: