Iban a sus casas tras recibir una charla de motivación para enfrentar a Belén

 15 febrero, 2015

Matina (Limón). Los jugadores del equipo de Limón F. C. Joseph Centeno y Bryan Cordero, de 27 y 20 años, respectivamente, resultaron heridos cuando el auto en el que viajaban colisionó contra otro vehículo.

El accidente ocurrió el viernes a las 8:15 p. m. en el sector de Placere, entre Batán y la ciudad de Matina, Limón.

Al parecer, un automóvil invadió el carril contrario por razones que se desconocían ayer e impactó de frente el Nissan de los futbolistas.

Ellos se dirigían hacia sus viviendas luego de participar en una reunión con los directivos del equipo, en la que recibieron una charla de motivación para enfrentarse a su rival, Belén, ayer en la tarde.

El juego, efectuado en Heredia, fue ganado por Limón 1-4.

El bombero Edwin Berrocal dijo que hallaron a uno de los jóvenes fuera del carro y al otro prensado entre las latas.

“Llegamos a la escena y, con la ayuda de equipo hidráulico, fue liberado uno de los pacientes que estaba prensado. Luego fue atendido por la Cruz Roja. La bolsa de aire ayudó para que ellos no tuvieran lesiones más graves”, detalló Berrocal, bombero de Batán.

Ambos jugadores fueron trasladados a la clínica de Batán para una valoración y luego al Hospital Tony Facio, de Limón.

Los futbolistas fueron reportados ayer en condición estable.

Este es el carro en el que iban los jugadores de Limón Joseph Centeno y Bryan Cordero. El choque fue de frente. | ALEJANDRO NERDRICK
Este es el carro en el que iban los jugadores de Limón Joseph Centeno y Bryan Cordero. El choque fue de frente. | ALEJANDRO NERDRICK

Lesiones. El encargado de prensa de Limón F. C., Martín Montoya, explicó que Centeno, quien se desempeña como mediocampista en el equipo, presenta una fractura en la pierna derecha y otras lesiones leves.

“Por esa lesión estaría dos o tres meses fuera de las canchas. Vemos difícil que siga con el equipo”, comentó Montoya.

Ayer en la madrugada, Centeno fue dado de alta y se recupera en su casa, ubicada en el sector de 28 Millas de Batán.

El jugador no quiso dar declaraciones sobre los hechos.

La abuela del futbolista, Judith Brown, dijo que su nieto tenía un raspón en la pierna izquierda, además de la fractura en la pierna derecha a la altura del tobillo.

“Yo estaba en San José y me vine a ver qué había sucedido con mi nieto; él llegó a la casa en horas de la madrugada”, agregó la abuela.

El primo del jugador, Dereck Mitchell, lamentó lo sucedido ya que su familiar pasará tiempo sin jugar fútbol.

Mientras tanto, Cordero, tercer portero del equipo, solo sufrió algunos golpes.

Centeno era quien conducía el vehículo en el momento del aparatoso accidente.

Los ocupantes del carro que, al parecer, invadió el carril contrario resultaron ilesos, por lo que no requirieron traslado a un hospital. Colaboró : Rodolfo Martín , Corresponsal GN.

Etiquetado como: