Colisión obligó al cierre de vías y genera grandes presas en ambos sentidos

 30 diciembre, 2013
Dos personas quedaron con heridas se consideración tras el choque de camiones en la ruta San José - Caldera.
Dos personas quedaron con heridas se consideración tras el choque de camiones en la ruta San José - Caldera.

Un choque frontal entre dos camiones livianos, en el Kilómetro 65 de la carretera San José-Caldera cerca de la entrada a La Ceiba de Orotina, dejó a dos personas con heridas graves este lunes a las 7 a.m.

Uno de los camiones es marca Isuzu, de la empresa de Dipo, y viajaba cargado de confites, galletas y otros productos en el sentido Puntarenas-San José, mientras que el otro vehículo es un Daihatsu Delta que iba cargado de pescado y mariscos en en sentido contrario, de Quepos hacia Puntarenas.

Filas de hasta cinco kilómetros se formaron en ambos sentidos. Viajeros a las playas y quienes venían hacia San José sufrieron atrasos de más de dos horas. En algunos puntos Autopistas del Sol desvió el tránsito.
Filas de hasta cinco kilómetros se formaron en ambos sentidos. Viajeros a las playas y quienes venían hacia San José sufrieron atrasos de más de dos horas. En algunos puntos Autopistas del Sol desvió el tránsito.

Uno de los heridos fue el acompañante del camión de Dipo, identificado como Feren Arturo Herrera, quien fue trasladado al hospital Monseñor Sanabria en condición grave, con fractura en una pierna y una herida profunda en la cabeza.

Herrera permaneció prensado 25 minutos, por lo que bomberos y cruzrojistas del Orotina tuvieron que usar equipo hidráulico para liberarlo.

El otro herido fue el chofer del camión que transportaba mariscos, identificado como Marvin Morales, quien quedó en el Hospital Monseñor Sanabria con una fractura en las costillas. Iba acompañado por Noé Sánchez, quien resultó con gopes en los brazos y la pierna derecha, pero no requirió traslado al centro médico.

Saúl Alvarez, chofer del camión de Dipo, solo sufrió heridas leves y fue estabilizado en la escena.

Según el oficial de Tránsito, Wálter Aguilar, el chofer de Dipo, Saúl Álvarez, le narró que el camión con pescado sufrió un pinchonazo en una llanta trasera, se volcó, derrapó y se metió al carril contrario, por lo que sobrevino el choque frontal.

Los productos marinos quedaron en la vía pública y la carretera se cerró en ambos sentidos desde las 7 a.m.

A las 9:30 a.m. todavía permanecía cerrada con presas de unos cinco kilómetros de largo en ambos sentidos.

Bomberos, grúas y personal de Senasa están a cargo de remover los camiones y los sacos de mariscos de la vía, en aras de rehabilitar el paso cuanto antes.