5 enero, 2015

Dos miembros del Cuerpo de Bomberos en La Cruz, Guanacaste, resultaron heridos tras caer de un edificio de unos 10 metros de altura.

El accidente ocurrió mientras realizaban una práctica de rescate vertical, el sábado.

Las víctimas fueron identificadas como Jorge García Vásquez, de 36 años, y Cándida Ortiz Chavarría, de 32.

La bombera Cándida Ortiz fue trasladada el mismo sábado en la noche al Hospital México, debido a su condición delicada. | SHIRLEY VÁSQUEZ
La bombera Cándida Ortiz fue trasladada el mismo sábado en la noche al Hospital México, debido a su condición delicada. | SHIRLEY VÁSQUEZ

Ortiz se encuentra en la condición más delicada pues sufrió un trauma grave en el tórax y un golpe en la cabeza. Entretanto, compañero sufrió una lesión en la cadera.

Al parecer, los dos funcionarios efectuaban una práctica de rescate vertical en el techo del gimnasio de La Cruz, ubicada cerca de la sede de la delegación de Bomberos.

Según dijo Héctor Chaves, director de esa institución, este tipo de ejercicios se realizan con el fin de preparar al personal para rescatar víctimas en alturas o en guindos.

Aparentemente, uno de los dos bomberos resbaló y ambos cayeron al vacío.

Desde La Cruz fueron trasladados hasta el Hospital Enrique Baltodano, en Liberia.

Al México. El estado crítico de Cándida Ortiz obligó a los doctores a remitirla de urgencia al Hospital México, en San José.

La mujer fue trasladada la noche del sábado en una avioneta del Ministerio de Seguridad Pública y llegó a Base Dos, en el aeropuerto Juan Santamaría, a eso de las 10:30 p. m.

La paciente iba acompañada por dos médicos, quienes la estabilizaron tras presentar una complicación durante el vuelo.

Chaves confirmó que la mujer se encuentra en condición delicada y los doctores evaluaban ayer si será necesario una intervención quirúrgica.

El compañero de Ortiz ya fue dado de alta en el hospital de Liberia y seguirá tratamiento en el Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Investigación. Héctor Chaves anunció que realizarán una investigación para determinar qué fue lo que falló durante el entrenamiento.

“Este tipo de prácticas tiene un protocolo, por lo que debemos determinar si esta caída se dio por un error humano o por una falla en el equipo”, dijo.

Los dos afectados tienen más de cinco años de experiencia en el Cuerpo de Bomberos y ambos fueron voluntarios antes de convertirse en funcionarios.

García es casado y padre de un hijo, mientras que Ortiz, también es casada, tiene tres hijos. Ambos viven en Santa Cruz.