Conductor ebrio intentó fugarse esta mañana tras el mortal accidente

 9 noviembre, 2014
El cuerpo del educador quedó en el cordón del caño y, a su lado, la bicicleta totalmente destrozada.
El cuerpo del educador quedó en el cordón del caño y, a su lado, la bicicleta totalmente destrozada.

Miramar

Raúl Amuy González, director de la escuela José María Zeledón Brenes, de Montes de Oro, perdió la vida luego de que un sujeto lo arrolló cuando viajaba en bicicleta.

Su esposa, Xinia Benavides Jiménez, también resultó gravemente herida tras la colisión. Ella viajaba en otra bicicleta. Ambos regresaban a su casa después de haber ido a recorrer varios kilómetros.

Un sujeto de apellido Barrientos, el cual viajaba en un vehículo Mercedes Benz, figura como responsable de atropellar a los docentes a las 10:40 a. m.

Los ciclistas iban a unos 400 metros de la clínica de Miramar cuando ocurrió el accidente. El carro que los arrolló iba en el mismo sentido que ellos.

El conductor, después de que cometió la colisión, intentó darse a la fuga, pero fue detenido por varios oficiales de la Fuerza Pública de Miramar, a pocos metros de la delegación.

Los oficiales de Tránsito le realizaron la alcoholemia la cual dio como resultado 1.35 gramos por cada litro de alcohol en la sangre, muy por encima de los 0,75 gramos por litro que son el máximo de concentración permitida antes de que se considere como conducción temeraria, según la ley de Tránsito vigente.

"Se nos reporta de una colisión donde se atiende una persona fallecida y una mujer herida, los oficiales de Fuerza Pública detuvieron al sujeto que se dio a la fuga, a quien se le realizó la alcoholemia, la cual dio positiva", dijo Carlos Arrieta, oficial de Tránsito.

Un pueblo y una escuela de luto. Raúl Amuy tenía 27 años de ser director, y desde hace ocho años tenía a su cargo la institución miramarense, su esposa, Xinia, también es docente y es la encargada de la supervisión escolar.

Ambos tenían dos hijos jóvenes, uno es estudiante de quinto año.

"Yo vivo muy cerca de donde ocurrió el accidente, metros antes vi pasar el vehículo a tan alta velocidad que me asusté, poco después escuché un golpe y ya había atropellado a los ciclistas", dijo Eduardo García, testigo.

La casa de la pareja queda a unos 200 metros de donde los colisionaron, en el lugar se apersonaron familiares y compañeros docentes. El cuerpo del director quedó tendido en una cuneta, a unos 15 metros de donde quedó golpeada su esposa. Ambas bicicletas quedaron destruidas.

Dos vehículos sufrieron golpes, a lo largo de un kilómetro, tras ser levemente impactados por el Mercedes del chofer ebrio que huía de la Policía.

El Organismo de Investigación Judicial de Puntarenas realizó el levantamiento del cuerpo al ser las 2 p. m. para ser llevado a la Medicatura Forense, mientras que la educadora, quien resultó con heridas varias y un trauma en la cabeza, permanece hospitalizada.

Se informó que el próximo lunes, las clases en la escual José María Zeledón estarán suspendidas.