Hechos se dieron en ocho horas, entre las 6 p. m. del viernes y las 2 a. m. de este sábado

Por: Eillyn Jiménez B. 21 mayo, 2016

Cuatro hombres murieron en diferentes accidentes de tránsito que se presentaron entre la noche del viernes y la madrugada de este sábado en Siquirres, Limón.

La primera víctima fue identificada como Isidro Gerardo Castro Álvarez, de 53 años, quien falleció a eso de las 6 p. m. luego de ser atropellado en el sector de Milano.

De acuerdo con la versión preliminar que maneja el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Castro caminaba por la vía pública cuando fue embestido por un motociclista que se dio a la fuga.

El caso está en manos de las autoridades, quienes reunieron todas las pruebas para la investigación respectiva con el objetivo de dar con el responsable.

Una hora después, en Pacuarito de Siquirres, Julio César Loaiza Ortega, de 22 años, fue arrollado por un tráiler.

El joven fue trasladado en condición delicada al hospital de Guápiles, donde murió debido a la gravedad de las lesiones que presentaba.

La trágica noche no se detuvo y a las 8:30 p. m. un motociclista se sumó a la lista de víctimas mortales en carretera.

Se trata de Erick Fonseca Jiménez, de 21 años, quien por razones que se desconocen perdió el control de su moto, se salió de la vía y cayó en una cuneta en la zona de La Alegría.

El muchacho fue trasladado por la Cruz Roja al Hospital Calderón Guardia, donde los médicos lo declararon fallecido.

Con esta muerte, la cantidad de motociclistas fallecidos durante este 2016 sigue en aumento.

Entre enero y abril, se registraron 142 muertes en carretera, de las cuales 63 corresponden a motociclistas (44%), según estadísticas del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

A eso hay que sumarle que el cuarto mes del año presentó el dato más alto de la última década en cuanto a decesos de conductores de moto, pues hubo 23, el equivalente a un muerto cada 31 horas.

Atropello del tren. El último suceso se presentó a eso las 2 a. m., nuevamente en Pacuarito.

Allí, un tren que venía desde Limón, arrolló a un hombre que todavía no ha sido identificado.

"Nos despachan para el atropello del tren a una persona. Al llegar al sitio ubicamos un cuerpo desmembrado y sin vida, ya no había nada que hacer", comentó Evangelista Solano, paramédico de la Cruz Roja.

La máquina involucrada en el accidente fue la 85, la misma que cobró dos vidas meses atrás, una en mayo y otra en marzo.

El OIJ se encargó del traslado de los cuatro cuerpos a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Flores, Heredia, donde se les realizará la respectiva autopsia.