5 julio, 2015

Un hombre identificado como Enrique Campos Zumbado, de 58 años, murió atropellado, este sábado, a las 2 a. m., en Santa Lucía de Barva en Heredia, por un vehículo, cuyo conductor se dio a la fuga.

Según testigos, cuando ocurrieron los hechos, Campos regresaba del trabajo a su casa. Él se dedicaba a cuidar carros en el bar Mulo, que está ubicado en Heredia centro.

La Policía informó de que el cuidacarros iba caminando por la vía pública, cuando fue impactado, supuestamente, por un automóvil.

“La víctima tenía múltiples traumas en el cuerpo. Cuando llegamos a atenderlo, ya no presentaba signos vitales”, comentó Rónald Zúñiga, cruzrojista que atendió la escena.

Un taxista, quien fue testigo del atropello y prefirió no ser identificado, aseguró que el carro que atropelló a Campos es de color rojo.

“El carro quedó muy dañado por el atropello y, aún así, se fugó. Yo me quedé a ayudar al señor”, narró el transportista.

Oficiales de Tránsito comunicaron que la escena era “compleja” porque en el lugar quedaron botadas varias piezas del vehículo. También estaban tiradas prendas del fallecido.

Las autoridades judiciales se encuentran buscando pistas, para poder dar con el conductor involucrado.

Otro caso. En Orotina, un hombre identificado como Didier Irías Solórzano, de 36 años, también murió atropellado.

Los hechos ocurrieron a eso de las 4 p. m., del viernes, frente a la gasolinera La 27, ubicada en Trinidad Vieja.

Testigos contaron que Irías estaba ayudando a acomodar camiones en un predio, cuando un camión, que iba en reversa, lo golpeó. El chofer del vehículo no se percató de que ahí estaba Solórzano.

La Cruz Roja llegó al lugar y trasladó al herido en condición delicada al Hospital Monseñor Sanabria, en donde, una hora más tarde, falleció.