Por: Carlos Láscarez S. 13 septiembre, 2015

Un chofer se durmió y su automóvil de marca Audi chocó, este sábado, de manera violenta contra uno de los muros divisorios de las casetillas de peaje de Escazú y luego contra un taxi que llevaba tres pasajeros.

El accidente ocurrió a las 4:20 p. m. en la entrada a la casetilla 3 de esa estación de peaje.

El automóvil Audi sufrió cuantiosos daños en el frente, mientras que el taxi quedó chocado en las puertas laterales y el búmper. | GESLINE ANRANGO
El automóvil Audi sufrió cuantiosos daños en el frente, mientras que el taxi quedó chocado en las puertas laterales y el búmper. | GESLINE ANRANGO

El automóvil Audi A4, modelo 2011, era conducido por el administrador público Carlos Calvo Coto, de 51 años, quien reconoció que se quedó dormido.

“Regresaba de Turrúcares y cuando pretendí ingresar al carril de pago Quickpass, me dormí. Solo tengo un golpe leve en la cabeza. El taxista hacía fila en el otro lado”, manifestó Calvo.

El taxi Corolla TSJ 2771 era conducido por Luis Arce Salas, vecino de Lomas del Río, Pavas, quien explicó que todo ocurrió muy rápido y solo vio al vehículo negro dar vueltas. “Al momento del choque, había fila para pagar de forma manual y esperaba para ingresar a la casetilla. En eso, nada más observé al carro negro chocar con el muro, levantarse y chocarnos violentamente de costado”, contó Arce.

Añadió que trasladaba a tres clientes chinos con destino al supermercado Walmart de Escazú; estos resultaron ilesos.

“Si nos hubiera agarrado de frente ese carro, nos hubiera matado de un solo. El taxi es ajeno y lo conduzco en el día. El dueño ya viene y habrá que ver qué sucede”, expresó el taxista.

Una unidad de emergencias privada examinó a la cajera de la casetilla, quien sufrió una crisis nerviosa. Ella, quien no fue identificada por la empresa concesionaria Globalvia, es diabética, pero no fue necesario llevarla a un centro médico.

Etiquetado como: