Fallecido es un venezolano de 35 años

Por: Hugo Solano 22 octubre
David Yáñez Pacheco se refrescaba con agua cuando pasaba 200 metros al norte del Archivo Nacional, poco antes de que la fatalidad lo alcanzara este domingo.
David Yáñez Pacheco se refrescaba con agua cuando pasaba 200 metros al norte del Archivo Nacional, poco antes de que la fatalidad lo alcanzara este domingo.

Un atleta venezolano que participaba este domingo en la media maratón San José, falleció arrollado por un conductor ebrio que irrespetó el retén de la Policía de Tránsito en Zapote.

La víctima fue identificada como David Yáñez Pacheco, de 35 años, quien fue trasladado por una ambulancia privada de emergencias médicas en condición grave al Hospital Calderón Guardia, donde minutos después fue declarado fallecido.

El accidente ocurrió al costado sur del parque Nicaragua, que está frente a la iglesia de Zapote a eso de las 6:40 a. m.

Los hechos sucedieron cuando el conductor de un Nissan, de apellido Blandón, de 26 años, sobrepasó una fila de vehículos que estaban detenidos por la Policía de Tránsito, debido al paso de los atletas.

Compañeros de competencia de Yáñez se mostraron consternados por lo ocurrido este domingo.
Compañeros de competencia de Yáñez se mostraron consternados por lo ocurrido este domingo.

Al pasar por el costado del parque en Zapote, el Nissan arrolló a Yáñez, quien sufrió fuertes golpes, principalmente en la cabeza.

El conductor del carro intentó darse a la fuga y fue alcanzado por oficiales de Tránsito a 600 metros del lugar donde arrolló al competidor.

Al realizarle la alcoholemia se determinó que Blandón conducía bajo los efectos del licor, por lo que quedó a la orden de la Fiscalía como sospechoso de homicidio culposo.

El conductor es vecino de San Diego de La Unión, Cartago, oriundo de San José.

De acuerdo con Mario Reyes Carmona, de la organización de la carrera, fue un día triste para todos los atletas, ya que pese a que tenían todos los dispositivos de seguridad, un conductor irresponsable enlutó la competencia.

Afirmó que Yáñez corría con la camiseta número 7 y por medio de radio le avisaron del accidente por parte de un chofer ebrio.

El Nissan B13 fue alcanzado por la Policía, cuando su conductor intentó darse a la fuga.
El Nissan B13 fue alcanzado por la Policía, cuando su conductor intentó darse a la fuga.

La competencia había comenzado en la Universidad Latina en San Pedro y, luego de recorrer 21 kilómetros por varias zonas de San José tenía la meta en Paseo Colón.

Al momento del atropello, los atletas iban en sentido sur - norte, del sector de San Francisco hacia Zapote, mientras que el carro que arrolló al corredor iba de oeste a este.

Reyes dijo que en cuestión de minuto y medio atendieron al atleta, lo estabilizaron y lo trasladaron al hospital, donde perdió la vida a las 6:59 a. m. en la sala de emergencias.

El fallecido se inscribió en la competencia esta misma semana y por ser un atleta de élite, no se le cobraron los $42 de la inscripción, ya que este tipo de competidores aporta mucho a la competencia.

Ivania Meza, vocera de la organización, dijo que Yáñez ha competido varias veces en el país e iba por el kilómetro 15 cuando sufrió el accidente.

El conductor quedó a la orden de la Fiscalía por el homicidio culposo.
El conductor quedó a la orden de la Fiscalía por el homicidio culposo.
Permisos en regla

Yáñez era uno de los 1.300 hombres y mujeres que participaron de la justa, la cual cuenta con el aval de la Federación Costarricense de Atletismo, el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación y el Ministerio de Salud.

Por lo anterior, la competencia esencial Costa Rica media maratón San José 2017 contó con todas las normas de seguridad y los permisos de las autoridades y pólizas de seguro para los corredores que se inscribieron.

Tuvieron 19 oficiales de la Policía de Tránsito, 90 banderilleros, cuatro unidades de soporte avanzado para cualquier emergencia médica y un jefe de seguridad cada cinco kilometros.

"Nosotros tenemos todas las medidas de seguridad que siempre se toman, hay un protocolo que seguimos rigurosamente. Hay cosas que no podemos controlar" dice un comunicado de prensa de la organización.

La carrera fue ganada por Angelo Oliva Bonilla, con un tiempo de 1:10:38 mientras que en categoría femenina el primer lugar fue para Jenny Méndez Suanca con 1:18:05.

Laurens Molina, fue el ganador en silla de ruedas con un tiempo de 1:11:51.

El OIJ confirmó en la mañana el deceso del atleta venezolano y procedió al levantamiento del cuerpo en el centro médico y su traslado a la Medicatura Forense. El caso quedó en investigación.

Hace casi un año otra competencia de atletismo fue enlutada, cuando en exjugador del Saprissa, Gabriel Badilla, falleció casi al final de la justa, debido a un paro cardíaco.