Por: Carlos Láscarez S. 23 julio, 2013

Fotografía tomada a las 5:30 a. m. de ayer, cuando aún se observaba el cabezal incrustado en la casetilla de peaje. | FACEBOOK DE RUTA ALTERNA
Fotografía tomada a las 5:30 a. m. de ayer, cuando aún se observaba el cabezal incrustado en la casetilla de peaje. | FACEBOOK DE RUTA ALTERNA

Un cobrador de peaje resultó ileso la noche del domingo cuando un cabezal se estrelló contra la casetilla, en la autopista General Cañas.

El trailero había ingerido licor por encima del límite de ley, dijeron las autoridades del Tránsito.

La emergencia se registró a las 9:43 p. m., en la segunda caseta de cobro del peaje de la autopista General Cañas, en el sentido Alajuela- San José, luego de que el conductor perdió el control del cabezal.

Pese a que el trabajador Anderson Orozco resultó ileso, fue remitido al Hospital San Rafael, de Alajuela, para ser examinado. También el chofer fue llevado al centro médico con algunos golpes.

Según la Central de Comunicaciones del Tránsito, Orozco ingresó a laborar a las 8 p. m.

El oficial del Tránsito Álvaro Borges, de la Central de Comunicaciones, confirmó que la alcoholemia realizada al chofer, cuyos datos no fueron revelados, indicó 0,56 gramos de alcohol por cada litro de sangre, lo cual es un delito, según la nueva normativa.

La multa es de ¢287.000.

Borges agregó que, debido a la hora y que no se contaba con una grúa especial, el cabezal fue retirado a las 6 a. m. del lunes.

El ofendido interpuso la denuncia ante la Fiscalía de Alajuela.

Una vez extraído de la casetilla, el furgón fue colocado en las bahías de autobuses situadas en las cercanías, ya que la Fiscalía ordenó que le fuera devuelto a su propietario. Al parecer, se tomó en consideración que en los patios del Tránsito no se cuenta con suficiente espacio. El accidente generó largas presas, debido al “efecto mirón”.

Etiquetado como: