Un menor de 9 años fue la última víctima, al derrapar auto en Los Chiles

Por: David Delgado C. 20 julio, 2015

Cinco menores de edad perdieron la vida durante las vacaciones de medio año en diversos hechos, que incluyen un homicidio, dos tragedias viales y dos accidentes acuáticos.

Un recuento de noticias sobre fallecidos en el sitio, hecho por La Nación entre el sábado 4 de julio y el domingo 19 de julio, revela que cinco mujeres y 20 hombres adultos también perecieron en eventos similares.

El caso más reciente fue el de un menor de nueve años, identificado como Zaeth Rosales Oviedo, quien falleció este domingo en una recta ubicada frente a la finca La Chalupa, en Los Chiles de San Carlos.

El accidente sucedió alrededor de las 2 p. m., cuando el niño viajaba con sus padres Timoteo Rosales Morales y Pamela Oviedo Solano, así como con sus hermanas de siete y 16 años.

Según la Policía de Tránsito, el vehículo en que viajaban derrapó por causas que ahora se investigan, dio una vuelta y se salió de la carretera.

El cuerpo del menor quedó sobre la calle, a varios metros del auto. Al parecer, la superficie estaba mojada y llena de barro por las lluvias.

Ninguno de los familiares del menor tuvo que ser trasladado a un centro médico, pues resultaron ilesos en el percance.

La familia provenía de Chontales (Nicaragua), donde había pasado las vacaciones, y se dirigía a su casa, en La Virgen de Sarapiquí, en Heredia.

Los accidentes de tránsito fueron la primera causa de muerte en este periodo de vacaciones escolares. Del total de 30 víctimas mortales confirmadas, se desprende que 14 fallecieron por accidentes viales, 12 por homicidios y cuatro por accidentes acuáticos.

Un menor, de 9 años, fue atendido en la clínica de Puerto Jiménez al ser golpeado por un tronco el sábado en playa Preciosa. | ALFONSO QUESADA.
Un menor, de 9 años, fue atendido en la clínica de Puerto Jiménez al ser golpeado por un tronco el sábado en playa Preciosa. | ALFONSO QUESADA.

Golpe con tronco. En otro caso registrado la tarde del sábado, Valentina Quirós Fernández, de seis años, murió tras ser golpeada por un tronco de unos seis metros de largo por 80 cm de diámetro mientras se encontraba a la orilla del mar en playa Preciosa, en Puerto Jiménez de Golfito.

Quirós estaba jugando en el agua con su primo, de nueve años, quien fue llevado en condición delicada a la clínica local y luego al Hospital Nacional de Niños.

Los menores disfrutaban del mar en compañía de Margot Brenes, tía de Quirós y madre del sobreviviente. Según la mujer, los niños estaban subidos en el tronco cuando, de repente, una ola los azotó y el tronco los golpeó fuertemente en la cabeza.

Ella logró sacar a los pequeños con ayuda de otros bañistas, pero ya no había nada que hacer por Valentina, quien tenía fracturas en el cráneo.

Ambos menores cursaban el primer grado en la Escuela El Bambú, en Puerto Jiménez. Colaboró Wanda Araya