Por: Carlos Láscarez S. 5 abril, 2014

San Carlos. Cuatro personas muertas y 14 heridos dejó como saldo ayer un aparatoso choque entre un autobús que cubría la ruta entre Pital-Ciudad Quesada y una buseta que transportaba una cuadrilla de peones desde Guatuso, confirmó la Policía de Tránsito.

El accidente se registró a las 4:50 p. m., 500 metros al suroeste del Hogar de Ancianos de Pital, en una recta en la ruta número 250.

En ese instante no llovía y la carretera se veía en un buen estado. La unidad se desplazaba de Pital hacia Quesada, mientras que el microbús iba en sentido contrario.

En el autobús viajaban 25 pasajeros y se trasladó a nueve con diversas lesiones al hospital, mientras que de la buseta se remitió a seis ocupantes, cuatro de ellos en condición muy delicada.

Los fallecidos en el sitio fueron identificados como Henry Francisco Monroy Merlo, nicaragüense, de 42 años. El segundo fue un adulto de unos 45 años, quien no portaba ningún documento.

El tercer muerto fue el nicaragüense Remberto Mairena Mejías, de 33 años, cuyo deceso ocurrió en la Clínica de Aguas Zarcas.

La cuarta víctima falleció en el centro de Zarcero dentro de una ambulancia de la Caja cuando era trasladado hacia el Hospital México, en San José. En apariencia, todos habitaban en Pital.

El microbús Hyundai Starex quedó destrozado luego del violento choque contra un autobús. En el sitio murieron dos adultos. | ÉDGAR CHINCHILLA
El microbús Hyundai Starex quedó destrozado luego del violento choque contra un autobús. En el sitio murieron dos adultos. | ÉDGAR CHINCHILLA

Una versión preliminar sobre el accidente indica que, al parecer, la buseta adelantó a tres ciclistas y luego se topó de frente con el autobús, el que, por el impacto, avanzó unos metros hasta caer en un lodazal a un costado de la vía.

Pedro Arce, jefe del Tránsito de San Carlos, aseguró que hace dos semanas a la buseta involucrada se le había realizado una infracción de ¢99.000 por piratería, por lo que se habían decomisado las placas.

Ese vehículo era uno de los objetivos que tenían previsto sacar de circulación en un operativo que se iba a llevar a cabo anoche.

Arce agregó que uno de los sobrevivientes narró que el conductor se desplazaba a alta velocidad y que este le mencionó al grupo que tenía solo 30 minutos para llegar a Pital, recorrido en el que usualmente se tarda más de una hora.

La cuadrilla de trabajadores regresaba de una finca en Guatuso donde habían laborado todo el día arrancando yuca. Cuatro ambulancias atendieron a los heridos.