Conductor de cabezal dice que él trató de evitar chocar contra el automóvil

Por: Carlos Arguedas C. 11 julio, 2013

 Lo que quedó del automóvil Toyota Yaris modelo 2008 fue llevado a la delegación de la Policía del Tránsito en El Níspero de Cañas. La cajuela era la que presentaba menos daños. | JULIO SEGURA
Lo que quedó del automóvil Toyota Yaris modelo 2008 fue llevado a la delegación de la Policía del Tránsito en El Níspero de Cañas. La cajuela era la que presentaba menos daños. | JULIO SEGURA

Cañas, Guanacaste. Un hombre murió la noche del martes cuando al vehículo que conducía le cayó encima una aplanadora que llevaban en un tráiler y se soltó.

El accidente se produjo a las 10:21 p. m. en el cruce El Níspero de Cañas, Guanacaste, dos kilómetros antes del puente de la Amistad, en la vía que comunica la Interamericana Norte con ese paso.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó al fallecido como Fernán Antonio Jiménez Campabadal, de 40 años, quien era un abogado vecino de Montes de Oca, San José.

Hecho. Tanto el OIJ como el oficial de la Policía del Tránsito Wilberth Velásquez (quien atendió el accidente) dijeron que el tráiler, que pertenece a la Constructora Hernán Solís, circulaba hacia Nicoya, y el vehículo liviano, un Toyota Yaris, en sentido contrario.

Velásquez explicó que el percance se produjo en una curva.

“El chofer del tráiler (de apellido Mondragón) lo que nos dice es que, por quitarse el carro, se reventaron las cadenas que sostenían la aplanadora, y le pasó por encima al automóvil”, manifestó.

El vehículo quedó cerca de un metro fuera de la vía. La aplanadora a unos 50 metros de distancia y el tráiler frenó en la carretera a unos 25 metros del automóvil.

El oficial de la Policía del Tránsito detalló que por los daños que presenta el automóvil, se puede presumir que la aplanadora “literalmente lo aplastó. El motor y la cabina quedaron comprimidos. La cajuela es la que tiene menos daños” .

Wilberth Velásquez dijo que la prueba de alcoholemia practicada al conductor del tráiler, de apellido Mondragón, resultó negativa.

Agregó que en el sitio no pudieron localizar testigos.

Empero, explicó que en conjunto con la Fiscalía de Cañas y el OIJ se trata de establecer si las cadenas que sostenían la aplanadora eran las adecuadas. Precisó que la aplanadora era trasladada en una plataforma que es la recomendada.

Asimismo, se buscaban personas que se hubieran topado a los vehículos para saber la velocidad a la que viajaban.

Lo anterior, porque la Fiscalía obtuvo una versión de un vecino que alegó haber observado el carro liviano ir muy rápido.

Velásquez dijo que en la carretera no se observaban huellas de frenado, pero sí de arrastre.

Tanto el carro como el tráiler quedaron bajo custodia del Tránsito, en la delegación ubicada en El Níspero de Cañas.

Etiquetado como: