Camión derribó tres postes y tendido eléctrico frente al Banco Popular

Por: Diego Castillo, Hugo Solano 2 febrero, 2016

Unos 1.800 clientes de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) estuvieron desde las 6:30 a. m. hasta las 5:40 p. m. sin electricidad, luego de que un camión derribó tres postes de luz, el tendido eléctrico y los semáforos ubicados frente al Banco Popular de San Pedro.

Entre los afectados estuvieron unos 800 comercios ubicados entre Muñoz y Nanne y la rotonda de la hispanidad.

El fluido eléctrico retornó a San Pedro de Montes de Oca a las 5:40 p.m., confirmó el director de Distribución de la CNFL, Luis Fernando Andrés.

El corte de luz va desde la rotonda de la fuente de La Hispanidad hasta el centro comercial Muñoz & Nanne. En total se gastarán entre ¢ 6 millones y ¢ 8 millones, calculó el funcionario de la CNFL.

En redes sociales, los conductores reportaron "un caos vial" durante la mañana en San Pedro.

Desde las 11:30 a. m., Andrés dijo que se habilitaron dos carriles, pues se levantaron los postes y se trabajaba en la rehabilitación del tendido, situación que a las 5:40 p. m. terminó, pero seguían operando cableras y personal de datos.

Un carril adicional de los cuatro que tiene esa calle se abrió a media tarde, por lo que el paso quedó habilitado de San Pedro a San José desde antes del mediodía y en sentido contrario por un solo carril.

En total 25 funcionarios de Fuerza y Luz realizaron las labores con cuatro grúas y dos camiones.

Comunicación Corporativa del Banco Popular informó de que las oficinas del BP Total de San Pedro de Montes de Oca permanecerán cerradas hasta nuevo aviso.

El accidente. Según la versión de la CNFL, se recibió una alerta de unos cables de telecomunicaciones al frente del Popular que se encontraban muy bajos. Aunque no son cables de la Compañía, una cuadrilla procedió a levantarlos desde las 5 a. m. y luego se le unió otra cuadrilla para controlar el paso vehicular.

En ese momento, los funcionarios solicitaban a los choferes pasar despacio para evitar un accidente.

Sin embargo, hora y media después, un camión, que viajaba en sentido San Pedro-San José, al parecer no hizo caso a la indicación y arrancó el tendido electrico, botó tres postes y los semáforos ubicados entre el Banco y la farmacia Fischel.

El vehículo pesado -marca Volvo y placas C129261- venía detrás de un autobús que quedó prensado entre el cableado producto al accidente.

"El tendido eléctrico estaba bastante bajo y unas personas de Fuerza y Luz me dieron la autorización de pasar muy despacio por el carril derecho y pasé bien. Detrás mío venía un camión con el cajón muy alto y se trajó abajo todo el tendido eléctrico y los postes", narró Joaquín Ortíz, chofer de la ruta La Campiña-San José.

Este autobus, con 30 personas a bordo, fue uno de los cuatro vehículos que sufrieron daños producto del percance.

"Los usuarios empezaron a gritar, todos desesperados. Se escuchó un estruendo, los cables se nos vinieron encima y había un chispero. Yo intenté quitarme los cables de encima, pero siempre nos golpeó el poste. Todavía estoy un poco asustado", añadió Ortíz cuando se le entrevistó en la mañana.

El oficial de la Policía de Tránsito Luis Eduardo Mejía, explicó que personal de la CNFL estaba previniendo a los conductores de que el tendido eléctrico estaba un poco bajo.

"Esto es por culpa de un chofer irreponsable, que hizo caso omiso y casi atropella al personal", exclamó Luis Fernando Andrés Jacome, de la CNFL.

El tramo entre la fuente de La Hispanidad y Muñoz y Nanne suele ser escenario de largas presas en condiciones normales.

La vía afectada, que es parte de la ruta nacional 2, se encuentra entre los cantones de Montes de Oca y San José. El tramo es utilizado por los pobladores de cantones como Curridabat, Tres Ríos y Cartago que viajan a la capital.

Los daños se estiman en unos ¢8 millones, según Andrés Jacome.

Etiquetado como: