Tránsito señala como causas la poca visibilidad y la fuerte lluvia que caía

Por: Carlos Láscarez S. 17 septiembre, 2014

Bribrí, Talamanca. Una aparatosa colisión de un microbús Hyundai Starex que funciona como carroza fúnebre contra un árbol, dejó como saldo antenoche un muerto y dos heridos, uno de gravedad, confirmó la Cruz Roja.

El accidente se registró, a las 11 a. m., sobre la ruta Sixaola-Bribrí, en Talamanca, luego de que el chofer perdió el control del vehículo al tomar una curva y se estrelló contra la base de un árbol de manzano de unos 10 metros de altura.

La buseta utilizada como carroza fúnebre tuvo cuantiosos daños en la parte delantera tras el aparatoso choque contra el árbol de manzano. Los ocupantes regresaban de prestar un servicio en Sixaola, Talamanca. | RONNY JAÉN
La buseta utilizada como carroza fúnebre tuvo cuantiosos daños en la parte delantera tras el aparatoso choque contra el árbol de manzano. Los ocupantes regresaban de prestar un servicio en Sixaola, Talamanca. | RONNY JAÉN

El fallecido fue identificado como Alvin Lumbi Fonseca, cuya edad no trascendió, y los heridos como Osvaldo Taylor Alfaro, de 33 años (chofer), y Juan José Sequeira Robleto, de quien tampoco se detallaron sus años de vida.

Viaje. Los ocupantes iban a bordo del microbús, el cual es utilizado como carroza fúnebre por parte de la compañía Valle de Paz.

Los hombres realizaron un servicio hacia Sixaola y retornaban hacia Bribrí, confirmó ayer Alberto Artavia, encargado de crédito y cobro de la funeraria.

“El vehículo es de la sede de Limón. Se trató de un servicio atípico, ya que nos solicitaron el servicio para Sixaola, pero el cuerpo estaba en Bocas del Toro, Panamá. Ya venían de regreso; llevaban unos cinco minutos”, señaló Artavia.

En el momento del choque llovía intensamente en la zona, lo que, aunado al exceso de velocidad, pudo haber influido en el hecho, señalaron varios testigos que observaron pasar el microbús.

El oficial de tránsito Dyson Castro citó como posibles causas del accidente la falta de visibilidad debido a la lluvia y el desconocimiento de la vía por el chofer.

Castro agregó que en el sitio se halló la huella de frenado.

La víctima mortal viajaba al lado del chofer y murió dentro del carro, donde fue atendido.

El socorrista Odir Reyes dijo que uno de los dos heridos presentaba una grave herida en una pierna; ambos fueron remitidos primero a la clínica de Hone Creek y luego al Hospital Tony Facio, de Limón.

Segundo caso. La curva donde ocurrió el choque cobra a su segunda víctima en menos de mes y medio. El pasado 3 de agosto, una mujer que esperaba un taxi para viajar hacia su casa falleció tras ser atropellada por un bus de turismo.

La víctima fue Dennia Liliana Méndez Mayorga, de 29 años, de quien se informó que era estudiante de undécimo año, en el Cindea de Bribrí, en el cantón limonense de Talamanca.