Por: Carlos Láscarez S., Hugo Solano 25 junio, 2014

El helicóptero llegó al paseo Colón, San José. | HUMBERTO BALLESTERO MSP
El helicóptero llegó al paseo Colón, San José. | HUMBERTO BALLESTERO MSP

Una bebé de un año permanecía grave anoche en el Hospital Nacional de Niños (HNN) luego de que fue hallada por sus padres flotando en una piscina en Jacó.

La emergencia se registró a las 4:10 p. m. dentro del condominio Costa Bella, situado en esa ciudad de Garabito, Puntarenas.

Orlando Urroz, director del Hospital Nacional de Niños, dijo que, según la historia médica, la pequeña permaneció al menos 10 minutos en la piscina, por lo que su estado era crítico.

“La niña llegó al hospital después de que le aplicaron maniobras de resucitación tras sufrir un paro cardiorrespiratorio. No se descarta una hipoxia cerebral (reducido suministro de oxígeno) debido al tiempo que permaneció dentro de la piscina”, agregó Urroz.

La socorrista Carolina Soto, de la Cruz Roja de Jacó, dijo que los padres de la niña llegaron hasta la sede a bordo de un vehículo particular y desesperados porque su niña “se había ahogado”.

Fue necesario que le efectuaran reanimación cardiopulmonar (RCP), lo que la hizo recobrar el pulso alrededor de las 4:15 p. m., para su traslado a un centro médico.

Lucha contra el tiempo. Oldemar Madrigal, director del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA), manifestó que para agilizar el traslado de la niña enviaron un helicóptero hacia Caldera, donde efectuaron el trasbordo para viajar a San José.

Los pilotos fueron Luis Vargas y Roberto Arguedas, quienes aterrizaron la aeronave MSP 008 en el paseo Colón. Miembros del Tránsito, Bomberos, la Policía Municipal y la Cruz Roja cerraron un tramo de 200 metros para que la nave bajara.