Por: Hugo Solano 14 abril, 2015

Pococí. Un bebé de cinco meses murió y otras tres personas quedaron heridas en un aparatoso choque entre el pick-up en que viajaban y un autobús de la ruta Guápiles-Ticabán. El hecho ocurrió ayer a las 9 a. m.

De acuerdo con José Abarca, uno de los pasajeros del bus, el vehículo de carga al parecer debió hacer una maniobra inesperada, pues en una curva de la carretera se encontró una vagoneta estacionada en su carril.

El carro de carga liviana es propiedad de un hombre de 40 años, quien labora como taxista de carga en la zona. | REINER MONTERO
El carro de carga liviana es propiedad de un hombre de 40 años, quien labora como taxista de carga en la zona. | REINER MONTERO

En ese momento, en el sentido contrario transitaba el bus de la empresa Hermanos Badilla, con varios pasajeros.

El pick-up chocó con fuerza contra el lado izquierdo del autobús e hizo que la unidad se saliera de la vía e ingresara en una propiedad privada.

Los ocupantes del bus no sufrieron lesiones, dijo Abarca, quien bajó del vehículo de transporte público y trató de auxiliar al bebé, que yacía sobre la calle.

Sin reacción. Según la Cruz Roja, el menor estuvo en paro respiratorio y presentaba una fractura de cráneo, lo que ameritó su traslado al Hospital de Niños.

La directora de ese centro, Olga Arguedas, confirmó anoche, vía telefónica, el deceso del niño. Indicó que por más esfuerzos que hicieron los médicos, no pudieron salvarle la vida.

“Tras el choque, el bebé salió expulsado por una ventana y cayó al pavimento. Se le dieron más de 40 minutos de maniobras, pero cuando un bebé tan pequeño sufre un trauma de ese tipo, las posibilidades de salvarlo son escasas”, explicó Arguedas.

La madre del menor resultó con una herida en la cabeza y un brazo fracturado.