Sucesos

hace un año fue la tragedia en la soda Don Luis, en Alajuela, en la que murieron cinco personas

Solo 15% de usuarios acatan cuidados con el uso del gas

Actualizado el 21 de enero de 2014 a las 12:00 am

Mayoría de las emergencias se dan en casas y sodas, según Bomberos

Minae dice que hay avances en el control a comercios, gaseras e industrias

Sucesos

Solo 15% de usuarios acatan cuidados con el uso del gas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Así se ve hoy la soda Don Luis tras la emergencia provocada por la explosión de un cilindro de gas, ocurrida hace un año. Francisco Barrantes

A un año de la tragedia que cobró la vida de cinco personas en la soda Don Luis, en Alajuela, todavía hay mucho por hacer para garantizar la seguridad en el uso del gas en hogares y cafeterías.

De 1,6 millones de habitantes que cocinan con gas, solo el 15% ha tomado medidas a pesar de los riesgos, según datos del Ministerio de Ambiente (Minae).

Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos, resaltó que la mayoría de las emergencias por gas ocurren en lo domiciliario.

Solo en el 2013, se atendieron 6.779 emergencias por fugas de gas; siendo esta la segunda causa de incendios debido al deterioro de las válvulas y cilindros.

“Del 100%, el 90% no son atribuibles a errores del usuario sino de la envasadora. La mayoría de las emergencias que ocurren con cilindros domiciliarios se deben al tipo de válvula. Nuestra lucha es que se prohíba la válvula de acople rápido”, comentó Chaves a La Nación .

Bomberos recomienda la válvula de rosca, ya que posee una llave de paso. Según Minae, la que está prohibida es la de una uña.

Esto no resta responsabilidad a los usuarios, quienes deben velar por el mantenimiento de la cocina, la ubicación del cilindro y el estado de las mangueras.

Una medida, sugerida por Chaves, es incorporar el tema de seguridad en los permisos de funcionamiento de sodas y cafeterías.

“Después de lo que pasó en la soda de Alajuela, el avance se ha dado en el papel, pero en la práctica no ha cambiado nada”, afirmó.

Asimismo, el director del Cuerpo de Bomberos agregó: “Siguen dándose problemas por la válvula y no existe un sistema de trazabilidad que permita identificar el cilindro. Si tuviera un número de serie, se podría ver si a este se le da mantenimiento y si está en buen estado. No sentimos que haya un avance significativo”.

Pero el ministro de Ambiente y Energía, René Castro, defiende que sí hay avances, aunque reconoció que para reducir las emergencias por fugas requieren llegar al 50% de los usuarios de sodas y casas.

“Hasta que no lleguemos a la mitad de los domiciliarios, no vamos a ver una baja significativa”, dijo Castro.

PUBLICIDAD

Ya se empezó a trabajar con las envasadoras y los usuarios comerciales, aprovechando que las primeras debían renovar sus concesiones a cinco años. Las medidas formarán un reglamento.

“Lo que viene ahí es lo que ya les estamos pidiendo a las empresas para la renovación del permiso o concesión”, dijo Castro.

A raíz de este caso, Minae y Aresep pidieron a las envasadoras de gas una serie de requisitos para renovar sus concesiones. Rafael Pacheco
ampliar
A raíz de este caso, Minae y Aresep pidieron a las envasadoras de gas una serie de requisitos para renovar sus concesiones. Rafael Pacheco

Medidas. A partir del 1 de octubre de 2013, Minae exigió nuevos requisitos a las cinco empresas envasadoras de gas en el país.

Por ejemplo, se prohibió la importación de cilindros de segunda mano.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y Bomberos se dieron a la tarea conjunta de realizar inspecciones sistemáticas y al azar en las plantas.

Los resultados de las que desarrollaron el año pasado arrojaron una calificación promedio de 82% para las gaseras. Un año antes, la nota había sido de 65%.

“Los resultados que se obtuvieron muestran una importante mejoría en la prestación del servicio, que minimiza los riesgos de un accidente”, destacó el intendente de Energía de Aresep, Juan Manuel Quesada.

Según Castro, se trabaja en un expediente único donde Minae, Aresep y Bomberos podrán constatar el estado de las inspecciones.

Otro mandato fue exigir a las empresas llenar sus propios envases y así cada una vela por la calidad de sus cilindros y se responsabilizan por su mantenimiento.

El año pasado, tres empresas se devolvieron 11.000 cilindros. Ahora cada una tiene los suyos identificados con un color específico, una etiqueta y marca grabada.

Para Chaves, lo ideal sería que se contara con un código de barras que sirviera para darle “una cédula” a cada recipiente y así asegurar la trazabilidad.

“Ahora no hay forma de identificar si un tanque de gas tiene uno o 20 años de uso”, dijo Chaves.

Al respecto, y según Castro, las gaseras se muestran recelosas sobre este tema porque sienten que pierden seguridad comercial al tener su información en un sistema centralizado.

Para el ministro, lo de exigir código de barras es uno de los temas –junto a autorizar la inspección domiciliar en caso de duda– que tendría que regularse vía ley.

Actualmente existen 10.000 puntos de distribución, pero en un año, la venta y la distribución recaerán en las empresas, es decir, ya gas no se podrá comprar gas en otros locales comerciales.

PUBLICIDAD

Esto será así para poder certificar la calidad del cilindro y la seguridad de la instalación. Para ello, las compañías tendrán que contar con ingenieros y técnicos que darán fe pública ante el Minae.

Los ingenieros mecánicos y químicos, debidamente certificados y en posesión de carnet, velarán por las instalaciones de restaurantes, hoteles, fábricas y hospitales.

A la fecha se cuentan con 34 profesionales y se espera llegar a 60 inspectores en mayo.

En caso de irregularidad, el caso lo verá el órgano ético del colegio respectivo; esto al amparo de un convenio firmado entre Minae, el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) y el Colegio de Ingenieros Químicos y Profesionales Afines.

En cuanto a las instalaciones en sodas y casas, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) está formando a técnicos que brindarán este servicio en un año. Para entonces, Castro espera contar con 50.

Este técnico será quien, en representación de la empresa, venderá el cilindro y certificará la seguridad de la instalación. Si esta no cuenta con los requisitos como mangueras y válvulas adecuadas, podrá negarse a vender el gas.

Eso sí, si el usuario está de acuerdo y pagando el costo adicional del trabajo, este técnico podrá hacer la instalación y responsabilizarse por ella.

El usuario y el técnico firmarán un contrato donde la empresa se responsabiliza por la calidad del cilindro que entrega y su mantenimiento mientras que el usuario se compromete a cuidarlo.

Si el usuario decide cambiar de empresa, se cancela ese contrato y se firma otro con la nueva.

Para Castro, aunque resta por hacer, en el 2013 se logró ordenar las competencias entre instituciones, en favor del usuario.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Solo 15% de usuarios acatan cuidados con el uso del gas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista de Ambiente

Redactora en la sección Aldea Global. Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales. Recibió los premios Innovación para el Desarrollo Sostenible (2011) y Periodismo Agrícola y Desarrollo Rural (2012).

Ver comentarios
Regresar a la nota