Sucesos

Equipo llegará próxima semana

Buzos de EE. UU. vienen a investigar caso del catamarán

Actualizado el 07 de abril de 2015 a las 12:00 am

Delegación hará un reporte de seguridad marítima sobre el accidente

Sucesos

Buzos de EE. UU. vienen a investigar caso del catamarán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un equipo de siete buzos del servicio de Guardacostas de Estados Unidos vino al país a investigar el hundimiento del catamarán EcoQuest, el pasado 8 de enero, en aguas del Pacífico, accidente que cobró las vidas de tres extranjeros.

La Embajada de EE. UU. en Costa Rica comunicó que el grupo estará aquí desde ayer y hasta el 22 de abril, y laborará junto con el Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) del país.

El objetivo es tratar de determinar las causas del hecho y los factores que pudieron haber influido en el hundimiento del navío turístico.

Según explicó, los trabajos estarán basados en protocolos internacionales de seguridad. Además, utilizarán equipos que soportan profundidades de más de 60 metros.

Hoy habrá una reunión en la sede de la Fiscalía General, para definir las líneas estratégicas de la investigación.

En el encuentro participarán jefes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), del Ministerio Público, del Servicio Nacional de Guardacostas y los encargados de la delegación de EE. UU. Los buzos comenzarán su trabajo a partir del lunes 13 de abril.

El EcoQuest se hundió el 8 de enero pasado en el Pacífico. Llevaba 109 personas; murieron 3.  | ARCHIVO
ampliar
El EcoQuest se hundió el 8 de enero pasado en el Pacífico. Llevaba 109 personas; murieron 3. | ARCHIVO

Tragedia. El EcoQuest, propiedad de la fiduciaria Global Trust Firm So S. A. (GTF), operado por la empresa Pura Vida Princess, se hundió cuando hacía un viaje con 109 personas a bordo desde playa Herradura, en Garabito, Puntarenas, hacia isla Tortuga, en el golfo de Nicoya, en el Pacífico.

El percance se produjo pasadas las 8:45 a. m., cuando en el mar hubo ráfagas de viento de 60 km/h, y un fuerte oleaje, lo cual provocó que el agua entrara por las ventanas abiertas en el primer nivel, según narraron a La Nación varios pasajeros.

Según el Cuerpo de Bomberos, la embarcación quedó a 150 metros bajo el agua, sobre el fondo marino, pues en el sitio del percance el radar localizaba la nave a 500 pies de profundidad.

Debido a eso, se dificultó la posibilidad de esclarecer con detalle lo que ocurrió . Las autoridades señalaron el alto costo de extraer el barco y la inexistencia de equipo para descender y efectuar las inspecciones.

Según la Embajada estadounidense, con la revisión que realizarán los buzos especializados habrá un reporte conjunto de investigación de seguridad marítima sobre el accidente.

Ese informe será emitido a más tardar en siete meses. “Se entregará a las autoridades costarricenses para contribuir con el mejoramiento de la seguridad de todos los pasajeros de embarcaciones en Costa Rica”, detalla el comunicado.

Víctimas. El EcoQuest (matrícula P-11400) fue construido en acero en el año 2007 y se hundió en cuestión de minutos. En el agua quedaron pasajeros y tripulantes de la embarcación a la espera de ser rescatados. En el percance murieron tres turistas identificados como Sharon Johnston, de 70 años (Canadá); Edna Oliver, de 68 (EE. UU.), e Ivor Stanley Hopkins, de 80 (Inglaterra).

  • Comparta este artículo
Sucesos

Buzos de EE. UU. vienen a investigar caso del catamarán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota