Sucesos

Aeronave se precipitó ayer en un arrozal en Parrita de Puntarenas

Avión ligero en que murió piloto carecía de permiso para volar

Actualizado el 10 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Trámite para registrar vehículo ultraligero aún estaba pendiente

Aviador fallecido tenía 54 años y acumulaba 300 horas de vuelo

Sucesos

Avión ligero en que murió piloto carecía de permiso para volar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Parrita, Puntarenas. El avión ultraligero, en el que murió accidentado ayer el piloto Eduardo Marín Salazar, de 54 años, carecía de permiso para volar, confirmó la Dirección de Aviación Civil. La aeronave se precipitó en un arrozal, en Parrita de Puntarenas.

El accidente ocurrió a las 6:20 a. m., en la finca Los Gerardos, ubicada un kilómetro y medio al sur de la estación de Bomberos de Parrita, informó Luis González, miembro de esa entidad.

Aún se desconocen las causas de la caída del aeroplano, modelo Litesport Classic, año 2005 y fabricada por Free Bird Innovations.

Por eso, un equipo de expertos en accidentes e incidentes de la Dirección de Aviación Civil fue al sitio para iniciar la pesquisa y determinar el motivo del suceso.

Pese a que la aeronave tenía pintada la matrícula UL-TI-085, Álvaro Vargas, director de Aviación Civil, explicó que el proceso de inscripción del vehículo aún no había concluido.

La aeronave ultraligera, modelo Litesport Classic, año 2005, se precipitó este viernes hacia las 6:20 a. m. en un arrozal en Parrita, la cual era pilotada por  Eduardo Marín Salazar, de 54 años, quien murió en la Clínica de Parrita. |  WANDA ARAYA.
ampliar
La aeronave ultraligera, modelo Litesport Classic, año 2005, se precipitó este viernes hacia las 6:20 a. m. en un arrozal en Parrita, la cual era pilotada por Eduardo Marín Salazar, de 54 años, quien murió en la Clínica de Parrita. | WANDA ARAYA.

“La aeronave no está registrada en la institución, sino que está en proceso de inscripción, por lo que no estaba autorizada para volar”, comentó Vargas.

Precisamente, el próximo martes, los técnicos de Aviación Civil realizarían una inspección de esa aeronave en Parrita, para verificar su correcto funcionamiento y así concluir con la inscripción.

Vargas expresó que desde el 22 de abril del 2013, un usuario, apellidado Cavallini, gestionó la inscripción de la aeronave. Ayer se intentó contactar a esta persona, pero no fue posible localizarla.

Vargas explicó, además, que el proceso de inspección de la aeronave se había atrasado varios meses, porque su propietario manifestó que la avioneta aún no estaba lista para la revisión.

Eduardo Marín obtuvo su licencia, como piloto ultraligero privado, el 22 de agosto del 2012. Había realizado el examen teórico en setiembre del 2011 y el práctico el 7 de agosto del 2012.

Horas de vuelo. Según el último examen médico que Marín presentó ante Aviación Civil, en octubre del 2013, llevaba acumuladas 300 horas de vuelo.

Jorge Fernández, cuñado del piloto fallecido, explicó que Marín salía a volar diariamente 15 minutos por hobby . Desde hace cinco años pilotaba. También tenía otra avioneta fumigadora en un hangar en Parrita, a 300 metros del sitio donde se accidentó.

PUBLICIDAD

Este viernes, Marín llevaba apenas 10 minutos volando cuando ocurrió la tragedia. Su padre, Blas Marín, contó que su hijo salió a las 6:10 a. m. y escuchó que le dijo a la esposa que le tuviese un café listo de regreso, pero a las 6:20 a. m. el vehículo ultraligero se precipitó.

“Yo lo vi caer. Él pegó en la copa del árbol y cayó una rama, seguramente ahí pegó. Yo vi que él aceleró la avioneta y, luego, cayó de pique al suelo. El árbol mide 15 metros de altura”, dijo Jorge Fernández, el cuñado de Marín.

Tras caer, Fernández comentó que llamaron a la Cruz Roja, pero no había ninguna ambulancia disponible, pues se encontraba atendiendo a los tripulantes de una embarcación que chocó contra una piedra en altamar.

Por eso, contactaron al doctor Édgar Carrillo, director de la Clínica de Parrita y voluntario de la Cruz Roja, quien llegó en su propio vehículo y le realizó maniobras de resucitación al paciente, pues estaba en paro cardiorrespiratorio.

La ambulancia llegó 40 minutos después y en esta se trasladó al paciente a la Clínica de Parrita, pero allí fue declarado fallecido.

Dos años atrás, Marín había caído con una avioneta al mar por falta de gasolina y resultó ileso.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Avión ligero en que murió piloto carecía de permiso para volar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota