15 febrero, 2015

Cartago. Un promedio de 400 choferes son multados al mes por conducir con exceso de velocidad, según datos suministrados por la Policía del Tránsito.

La mayoría de las sanciones son por circular a más de 40 kilómetros de velocidad sobre el límite permitido para una carretera. Ellos deben pagar una multa de ¢189.000

Pero, según el informe estadístico, ocho choferes al mes son sorprendidos por viajar a más de 120 km/h, por lo que la sanción es de ¢280.000.

Mario Calderón, director de la Policía del Tránsito, dijo que no registran las cifras de los casos por piques, pues esos asuntos, al ser delitos, se pasan a las autoridades judiciales. “A ellos les corresponde individualizar a los infractores”, dijo.

En el caso ocurrido ayer en Pavas, donde perdió la vida Luis Guillermo Salas Maroto, de 81 años, las autoridades trataban de recabar mayores pruebas del pique que realizaban dos vehículos. Sin embargo, aunque varios testigos dijeron que observaron circular a dos carros a gran velocidad, ayer no había sido posible identificar al segundo infractor.

Mario Calderón dijo que debido a los piques resultan muertas personas que no están participando en las carreras.

Anciano. Precisamente, Luis Guillermo Salas, vecino de El Tejar de El Guarco, Cartago, había salido de su vivienda ayer a las 4 a. m. para ir a vender bolsas a la feria del agricultor de Pavas. La fabricación de bolsas es un negocio familiar, dijo su hijo mayor, quien lleva el mismo nombre.

“Mi papá era un hombre muy alegre. El sábado pasado le hicimos una fiesta por sus 81 años. Estuvo bailando hasta las 11 de la noche”, contó.

Agregó que del accidente desconocía cómo sucedió. “Nos llamaron como a las 6 a. m. para decirnos que a papá lo había atropellado un carro que se metió a la acera. Dicen que iba muy rápido y que el muchacho se fue, no se sabe para dónde”, manifestó.

Salas era padre de 10 hijos y, según manifestó su hijo Luis Guillermo, el funeral será hoy a las 2 p. m. en la iglesia de El Tejar.

Etiquetado como: