Por: Alexandra Araya M. 24 noviembre, 2012

Marta Madrigal, de 68 años, regresaba ayer al mediodía de recoger a su nieta y, de pronto, la muerte se interpuso en su camino.

Alrededor de las 12:30 p. m., Madrigal conducía su vehículo, marca Suzuki, color azul, acompañada de su nieta por las calles de la urbanización privada Hacienda Gregal, ubicada en Pinares de Curridabat, cuando perdió el control del auto y chocó contra la pared de una vivienda, confirmaron las autoridades ayer en la tarde.

La víctima recogió a su nieta en la casa número 24, donde unos conocidos de la familia; sin embargo, minutos después, en la casa número 27, colisionó su vehículo por razones que la Policía investiga.

Según explicó el director regional de la Fuerza Pública de San José, Raúl Rivera, la mujer, quien era vecina de San Pedro de Montes de Oca, murió dentro del vehículo pocos minutos después del percance.

Mientras tanto, su nieta, de 14 años de edad, fue trasladada al Hospital Calderón Guardia en condición delicada, agregó Rivera.

Agentes judiciales realizaron el levantamiento del cuerpo, que fue trasladado a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Flores, Heredia, para determinar las causas de la muerte.

De acuerdo con el informe policial, la víctima presentaba pocas lesiones visibles, lo cual haría presumir que no fueron estas las que le causaron la muerte, aunque será el resultado de la autopsia el que indique las verdaderas causas.