Por: Rónald Moya 20 marzo, 2013

El Juzgado Penal de Golfito dictó ayer seis meses de prisión preventiva contra dos ticos de apellidos Miranda y Guerra, y dos extranjeros de apellido Quiñones, a quienes se vincula con el hallazgo de 500 kilos de cocaína en una lancha rápida localizada el pasado lunes en punta Burica de Golfito, Puntarenas.

Al parecer, los dos sujetos de apellido Quiñones son hermanos.

A los cuatro sospechosos, la Fiscalía les atribuye el delito de transporte internacional de droga pues, según las autoridades, la cocaína tenía como destino la ciudad de Guatemala.

Las autoridades sospechan que la droga procedía de Colombia,

El Servicio Nacional de Guardacostas se dio a la tarea de interceptar la lancha donde viajaban los cuatro hombres.

En ese momento, las autoridades descubrieron 500 kilos de cocaína escondidos en un doble forro en el casco de la embarcación, por lo que se procedió a la detención de los sujetos, quienes quedaron a las órdenes de la justicia mientras se los investiga.

En caso de ser hallados culpables, los cuatro hombres podrían ser condenados hasta a 20 años de prisión por tráfico internacional de cocaína, de acuerdo con la Ley de Psicotrópicos.

Etiquetado como: