Vehículo procedía de México y transportaba vasos térmicos hacia Tibás

Por: Rónald Moya 27 diciembre, 2012
 La Policía tenía sospechas de que el vehículo llevaba droga, pero, tras la revisión, los agentes hallaron $1,9 millones, uno de los decomisos de dinero más grandes del año 2012. | GUILLERMO SOLANO, MINISTERIO DE SEGURIDAD PÚBLICA.
La Policía tenía sospechas de que el vehículo llevaba droga, pero, tras la revisión, los agentes hallaron $1,9 millones, uno de los decomisos de dinero más grandes del año 2012. | GUILLERMO SOLANO, MINISTERIO DE SEGURIDAD PÚBLICA.

Un conductor de apellido Martínez, de origen guatemalteco, deberá enfrentar el próximo 10 de enero un juicio en el Tribunal Penal de Liberia por legitimación de capitales.

El 5 de mayo del 2012, a eso de las 4:30 p. m., Martínez fue sorprendido en Peñas Blancas, frontera entre Costa Rica y Nicaragua, con la suma de $1,9 millones ocultos en el tanque izquierdo de combustible del cabezal.

La detención del extranjero fue realizada por oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD), quienes también hicieron el conteo del dinero.

El vehículo transportaba vasos térmicos de una empresa mexicana y su destino era Tibás, San José, según verificaron los oficiales.

El dinero iba oculto en el tanque izquierdo de gasolina, donde se decomisaron los $1,9 millones dentro de 66 paquetes (con billetes de $100 y de $20).

A Martínez también le decomisaron tres teléfonos celulares, 160 córdobas y ¢9.000.

Según el informe policial, el dinero estaba sellado y empacado al vacío, cubierto con cinta adhesiva de color azul, muy similar a como se transporta la droga.

La ley establece que las cifras superiores a los $10.000 deben ser reportadas a las autoridades. La Policía sospechó inicialmente que los paquetes eran droga, pero luego lo descartaron.

El juicio contra Martínez será a las 8 a. m. y contará con la declaración de cuatro testigos. En caso de resultar culpable, Martínez podría recibir una condena de hasta 20 años de prisión.

Etiquetado como: