Sucesos

Vecinos de Limón califican fallo como discriminatorio

Actualizado el 31 de agosto de 2012 a las 12:00 am

Sucesos

Vecinos de Limón califican fallo como discriminatorio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Limón. Lejos quedaron las pruebas contra Carlos Hodwen Pascall y la independencia de los jueces del Poder Judicial. En la boca de varios ciudadanos de esta ciudad solo caben las palabras “discriminación”, “políticos corruptos” y “ofensa para Limón”.

Ayer, diferentes grupos se reunieron en las cercanías del simbólico salón Black Star Line para escuchar el fallo de los jueces en el caso del presidente de Limón F. C.

“El único error de Pascall es haber nacido negro. Esta condena es una muestra del racismo y de la discriminación”, dijo Jorge Orozco, en un tono molesto.

Este hombre pidió a los políticos no llegar a la provincia.

“Que no pasen del Zurquí, no los queremos ver acá, a nadie del Gobierno”, dijo este vecino de Limón, de 70 años.

La figura de Pascall es ampliamente conocida en la provincia del Caribe, porque es el presidente del equipo Limón F. C. y es señalado como uno de los impulsores del deporte.

Pascall enfrenta desde ayer una condena de 12 años de prisión por el delito de legitimación de capitales, según una resolución dictada por el Tribunal de Juicio de San José. Durante el debate, el Ministerio Público había pedido 10 años de cárcel.

Coincidencia. El malestar de los pobladores por la condena contra Carlos Hodwen Pascall se produjo, precisamente, un día antes de la celebración del Día del Negro, hoy 31 de agosto.

“¿Por qué dan el fallo un día antes de la fiesta del Día del Negro? Me parece una ofensa para Limón”, agregó Francisco White, quien mostró tristeza por la decisión de los jueces.

Para otro limonense, Bernardo Campbell, los jueces deben volver sus ojos hacia “los políticos corruptos. ¿Y los que robaron dinero de la trocha? Hay muchos políticos corruptos y nadie hace nada; yo no vuelvo a votar por Liberación”, afirmó .

Resignación. En el Estadio Juan Gobán, los futbolistas entrenaron durante la mañana de ayer para el partido del domingo contra el Santos de Guápiles. Durante la tarde, el equipo tuvo libre para prestar atención al resultado del juicio contra Pascall.

“Teníamos mucha fe y esperanza de un resultado diferente”, expresó el entrenador de Limón, Luis Fernando Fallas.

PUBLICIDAD

Fallas escuchó la sentencia acompañado de su esposa y sus dos hijas, en la sede del club deportivo de la provincia caribeña.

“Las niñas lo tomaron mal, una de ellas lloró, tiene 12 años”, contó el entrenador en tono pausado.

De cara al encuentro, Fallas mostró confianza en los muchachos, aunque reconoció que para los jugadores es una “dura noticia la condena del Pascal”.

“Ahora más que nunca ocupamos el apoyo de la afición. Los jugadores son muy profesionales y darán todo en la cancha”, agregó.

Además de su familia, el entrenador estuvo acompañado de los jugadores Jesús Camacho, Juan Diego Ruiz, los brasileños Iván Leoncio, Rodrigo de Sousa y Fernando Cardoso.

La Nación intentó conversar con Camacho; sin embargo, minutos antes de dar sus declaraciones recibió la siguiente instrucción de Fallas: “Lo siento, la administración me acaba de indicar que no podemos conversar con la prensa sobre este tema, disculpe”.

Camacho y el entrenador se retiraron, mientras una empleada salió a cerrar las puertas y ventanas de las oficinas del club.

En el resto de la ciudad, el ambiente era de tranquilidad.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Vecinos de Limón califican fallo como discriminatorio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota