Sucesos

Incendio en capital

Travesura de niños deja a 20 personas sin hogar

Actualizado el 11 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Sucesos

Travesura de niños deja a 20 personas sin hogar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los bomberos trabajaron 30 minutos para controlar las llamas, que quemaron 800 m². | ADRIANA ARAYA
ampliar
Los bomberos trabajaron 30 minutos para controlar las llamas, que quemaron 800 m². | ADRIANA ARAYA

Un incendio consumió anoche cinco viviendas y dejó a, al menos, 20 personas sin techo en el barrio San Cayetano, en el centro de San José.

Héctor Chaves, jefe del Cuerpo de Bomberos, confirmó que el origen de las llamas “fue un juego de niños con fósforos”.

“Las casas eran de madera, lo que sirvió para que las llamas se propagaran muy rápido”, comentó Chaves en medio del humo.

Afuera de las viviendas quemadas, los vecinos comentaron que en la vivienda donde comenzó el fuego es frecuente que los adultos, quienes rondan los 80 años, cuiden entre cuatro y cinco niños.

En medio de la emergencia, Rafael Aguilera y su hermano se convirtieron en héroes. Ambos rescataron a varios vecinos y a los niños de las llamas.

“Simplemente fue instinto. Escuché los gritos y dije: ‘Hay que sacarlos. Lo importante eran las vidas; lo material se podrá recuperar luego’”, dijo Aguilera, empapado y con sus manos llenas de tizne.

Las autoridades indicaron que fue necesario enviar a cuatro personas al hospital.

“Nosotros trasladamos a tres adultos mayores a la Clínica Carlos Durán, y otra señora fue trasladada por medios propios. Ellos presentaban quemaduras en sus brazos y en las manos”, explicó anoche Óscar Jiménez, subdirector interino de la Cruz Roja.

No aparecían las llaves. Las casas y la pulpería que quedaron ayer en cenizas eran de dos pisos. Al parecer, el fuego se inició en la planta alta de una de ellas.

Los minutos se convirtieron en horas para la esposa y los dos niños de Minor Jiménez. Cuando se percataron de las llamas, en el piso de arriba, no encontraban las llaves para poder salir.

“Yo estaba haciendo un examen en la universidad cuando recibí la llamada. Ahora ella (su cónyuge) me cuenta que fueron minutos de terror en la puerta de la casa pues no aparecían las llaves”, explicó Jiménez.

Añadió que “gracias a la ayuda de los vecinos” no sufrió pérdidas en cuanto a sus pertenencias.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Travesura de niños deja a 20 personas sin hogar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota