Sucesos

Homicidios ocurridos en el 2011, en Heredia

Testigo fue clave para condenar a 4 por 5 crímenes

Actualizado el 16 de abril de 2013 a las 12:00 am

Jueces: prueba telefónica ratificó que acusados estuvieron en los asesinatos

Tribunal absolvió a los cuatro de legitimar capitales y rechazó el comiso de bienes

Sucesos

Testigo fue clave para condenar a 4 por 5 crímenes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El relato de un testigo arrepentido y una prueba telefónica fueron los elementos esenciales con los que el Tribunal de Juicio de Heredia dictó ayer fuertes penas contra dos hombres y dos mujeres acusados de cinco asesinatos.

Así lo comunicó el presidente del Tribunal, Alfredo Arias Calderón, al explicar el porqué de las penas por los homicidios ocurridos en junio y julio del 2011, en San Isidro y San Joaquín de Flores, en Heredia.

“Con esos elementos se llegó al convencimiento y grado de certeza de que los acusados son responsables de los hechos”, dijo.

Mayor reproche. Según los jueces, Carlos Salguero Acosta “es la persona que tiene la mayor reprochabilidad, pues realiza las ejecuciones, la que reparte el dinero y objetos sustraídos y abandona a la suerte a una niña que no tenía ni un año de edad”. A él le impusieron 172 años de cárcel (la ley establece que solamente debe cumplir 50 años como máximo).

A Salguero se le imputaron el crimen de Luis Diego Chacón Chaves y el de su esposa, Jackeline Madrigal Sánchez, que tuvieron lugar el 18 de junio del 2011 en San Isidro de Heredia, y los de las hermanas Guiselle y Sonia Rodríguez Ulate, ocurridos el 6 de julio del 2011 en San Joaquín de Flores.

Aunque en ese lugar también mataron a Carolina Herrera Salazar, ese crimen no se le atribuyó.

Mientras, a Flor Mena Hernández la sentenciaron a 75 años de cárcel como cómplice por los tres crímenes en San Joaquín de Flores, porque, “aunque ella no dispara ni actuó de forma física contra ninguna de las víctimas, se tomó en cuenta que ella era clienta y conocida de las víctimas”, hecho que facilitó el ingreso de los implicados a la casa donde estaban las mujeres.

Otros implicados. Hortensia Mena Castro fue condenada a 20 años como cómplice en los asesinatos de Chacón y Madrigal, “por la cooperación y colaboración previa”.

Por otra parte, Esteban Benavides Hernández fue sentenciado por el Tribunal a 15 años de prisión, ya que, “por el hecho de ser conocido de una de las víctimas, es la persona que brinda la información” sobre a quién se podía asaltar.

PUBLICIDAD

Los jueces absolvieron a los cuatro implicados del delito de legitimación de capitales, producto de los robos a las víctimas, y ordenaron que se les devolvieran todos los objetos decomisados.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Testigo fue clave para condenar a 4 por 5 crímenes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota