Sucesos

CNE declara alerta amarilla en la zona

Sismos dañaron 25 viviendas en Upala y falsearon cinco puentes

Actualizado el 14 de julio de 2011 a las 12:00 am

Varias familias desalojar onsus casas ante miedo de más movimientos

Vecinos temen por efectos de río que se secó tras temblores; ayer bajó agua sucia

Sucesos

Sismos dañaron 25 viviendas en Upala y falsearon cinco puentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Upala, Alajuela. Heiky Chamorro y su esposo se vieron obligados a abandonar su casa en Altamira de Upala, Alajuela, solo tres años después de ocuparla.

El sismo del martes en la tarde, de 5,1 grados, provocó un gran deslizamiento que destruyó la vivienda.

Las casas de otras 24 familias fueron dañadas por la secuencia sísmica que sacudió las comunidades de Armenias, Bijagua y Altamira.

La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) reportó que hubo cinco puentes falseados y el acueducto que abastece a Upala resultó contaminado con tierra.

Según el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), unos seis temblores, de moderada a fuerte intensidad, tuvieron su epicentro en esas comunidades el martes.

El Ovsicori registró más de 250 réplicas hasta anteanoche. Ayer, a las 6:47 a. m., un sismo de 3,2 grados sacudió de nuevo la zona.

Alerta. La CNE declaró alerta amarilla ayer en Upala debido a la inestabilidad de los suelos, los deslizamientos y agrietamientos en las principales vías.

Las autoridades hicieron un sobrevuelo ayer a eso de las 7:30 a. m., pero la nubosidad impidió que los geólogos pudieran evaluar los deslizamientos en la parte alta del cauce del río Guacalito, en Upala.

El sobrevuelo del volcán Miravalles se realizará esta mañana, si el clima lo permite.

Desde el martes, los vecinos temían que una avalancha pudiera afectarlos, debido a que el río Guacalito se secó por completo, lo que los hacía pensar que se estaba formando una represa.

Sin embargo, la CNE descartó que en la cuenca del río hubiera un bloqueo del caudal, tras hacer un recorrido por las partes baja y media del cauce.

No obstante, desde ayer al mediodía comenzó a descender gran cantidad de agua sucia, lo que hizo pensar a los vecinos que el tapón de tierra sí se formó.

Freddy Cruz, quien vive en Armenias, dijo: “Hace cinco años, cuando hubo una avalancha, el río se comportó similar a esta vez: primero, se secó; después, bajó un poco de lodo, y luego descendió más material y piedras”.

”Estamos preocupados porque necesitamos saber qué pasa ahí arriba (en el río), y la Comisión de Emergencias no ha llegado aquí”, afirmó.

PUBLICIDAD

Alejandro Ubau, alcalde de Upala, aseguró que varios vecinos de las comunidades afectadas evacuaron la zona por temor a un temblor más fuerte.

Desde Armenias, algunas familias completas se trasladaron a Liberia y San Carlos, donde amigos y familiares.

En ese mismo lugar, Juanico Castro, de 107 años, y su esposa, María Moreira, decidieron viajar a San Carlos pues una nieta prefirió sacarlos de allí para prevenir, aunque la casa donde vivían no resultó afectada.

Daños. De acuerdo con el informe del Comité Municipal de Emergencia, los puentes con mayor afectación fueron los que están sobre los ríos Negro, en Aguas Claras, y el Carlos Vargas, en Bijagua.

Además, se reportó un derrumbe y grietas en la ruta 164, en Aguas Claras, a la altura de Las Milpas. También se observaron aberturas en la carretera hacia Altamira, en Bijagua.

Las comunidades de Pata de Gallo y Las Milpas se encontraban aisladas, producto de un deslizamiento que obstaculizó el paso.

Las paredes de la iglesia católica de Armenias quedaron con fisuras considerables, y varias imágenes de santos que estaban colgando se quebraron tras caerse al suelo debido al temblor de las 6:47 a. m. de ayer, el cual tuvo su epicentro un kilómetro al noreste de la comunidad de San José de Upala.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Sismos dañaron 25 viviendas en Upala y falsearon cinco puentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota